• Quilmes - Buenos Aires - Argentina

lunes, 13 de julio de 2009

México-Cancún: Una mañana con delfines

Saltos, caricias y hasta barrenadas a toda velocidad empujados por estos sorprendentes animales en una enorme piscina

Desde el borde de la enorme piscina que divide en dos el complejo Dreams Cancún, María Luisa da indicaciones al grupo de ocho visitantes que se encuentran con el agua hasta las rodillas. Vestida con un traje de neoprene azul y negro, la joven y bronceada entrenadora primero les sugiere que se sumerjan muy despacio, como para aclimatarse. Luego, solicita ordenarse en una hilera siguiendo el ancho del natatorio. Finalmente, pide silencio. Un segundo después hace sonar un pequeño silbato, muy agudo, y enseguida, y como salidos de la nada, dos delfines irrumpen en la calma superficie y comienzan a moverse entre los participantes; tímidamente al principio, con más confianza a medida que pasan los minutos. "Acerquen las manos sin hacer movimientos bruscos. Aguarden que se acostumbren a ustedes. Cuando los tengan delante, acarícienlos", pide la entrenadora.

Mientras los animales se entregan a las caricias humanas, los visitantes se toman por los hombres manteniendo la hilera. Minutos después, María Luisa tocará nuevamente el silbato, y los delfines saltarán una y otra vez por encima de la fila humana.

Las caras de asombro se multiplican entre los participantes y los curiosos y familiares, que, cámaras en mano, observan desde la orilla. Y no es para menos. El nado con delfines es uno de los programas más codiciados y concurridos por quienes se acercan a la Riviera Maya, la zona costera de la península de Yucatán, hasta tal punto que ni siquiera cuando esta ciudad estaba pasando por su peor momento en cuanto a afluencia de turismo a causa de la influenza A -situación de la cual ya se encuentra casi recuperada-, era sencillo conseguir lugar sin reserva previa. Claro, la experiencia resulta muy enriquecedora tanto para grandes como para chicos, además de ser una forma de contactarse e interactuar con la naturaleza completamente nueva y distinta.


Y en el Dreams Cancún, en la punta norte de la zona hotelera, los delfines son parte de la vida cotidiana del hotel, ya que es el único en la región que se precia de contar con delfinario propio, por lo que sus huéspedes prácticamente conviven con ellos. Por eso, aquí no sólo se puede vivir esta sensacional experiencia, sino que los más entusiastas pueden aspirar a más, ya que cuenta con dos programas exclusivos: uno es el llamado Entrenador por un día , por el cual los concurrentes participan del entrenamiento de estos animales junto con los profesionales, y el otro es el denominado The One , una actividad por la cual sólo una persona se sumerge, está con los delfines y disfruta de ellos sin ningún apuro.

La experiencia continúa y llega el turno de compensar a los animalitos: cada uno recibe un puñado de pequeños peces a modo de recompensa. "Ahora vamos a quedarnos solamente con Wany, que es el más jovencito y juguetón de todos los que tenemos aquí", explica María Luisa mientras toca nuevamente el silbato y con un gesto le indica a uno de los animales que se retire. Wany se entrega ahora a los participantes: primero posará en brazos de cada uno de ellos, después les dará un beso y bajará la cabeza en espera de una retribución; bailará al ritmo de las voces humanas cuando le canten una canción, y finalmente aplaudirá contra el agua a manera de agradecimiento.

La alegría de la gente se palpa en el aire y se contagia en los alrededores entre los espectadores, que cada vez son más.

Más caricias y con los delfines panza arriba y recibiendo caricias en el vientre, vendrán las explicaciones científicas. Ante tamaña muestra de domesticidad, no falta quien sugiera que tal vez los delfines sean los antecesores marítimos de los perros? Y ante la actitud de éstos, nadie se anima a discutirlo.

"¿Quieren oírlos hablar?", pregunta la joven entrenadora. Ante la propuesta, invita a sumergir la cabeza para oír cómo se comunican entre ellos mientras van de un lado a otro de la piscina.

El final guarda una sorpresa inolvidable. Cada uno a su turno, los participantes se irán colocando en el medio de la piscina y quedarán flotando con las piernas extendidas hacia atrás. Repentinamente, dos de los delfines apoyarán la nariz en las plantas de los pies y los empujarán a gran velocidad, haciéndolos barrenar sobre la superficie. "Lo llamamos footpush , y siempre lo dejamos para el final porque queremos que se vayan de acá con el mejor recuerdo. Valió la pena, ¿no?", pregunta la entrenadora. Las respuestas sobraban.


X-Caret, ecopark y espectáculo
Pocos kilómetros al sur de Playa del Carmen y a menos de una hora de viaje desde Cancún se encuentra X-Caret. Bien conocido por casi todos los que alguna vez pasaron por la zona, este parque temático no sólo es un enorme zoológico al estilo moderno (con animales sueltos en espacios que recrean sus hábitats), sino también un gran parque de atracciones siempre al estilo natural. Aquí también se puede nadar con delfines o hacer snorkeling en ríos subterráneos, buceo en medio de arrecifes de coral, sea trek (caminata por el fondo del mar) con escafandras, o simplemente disfrutar de una playa muy acogedora, entre tantas otras opciones. Una amplia oferta cultural y de espectáculos que se renueva periódicamente le agrega valor y permite conocer un poco las raíces y tradiciones de este pueblo. El último título agregado a la cartelera es México espectacular, un impresionante show en el que participan más de 250 artistas en escena, donde se recrea parte de la historia del país.

Datos útiles
Dónde dormir

* El Dreams Cancún ofrece habitaciones dobles con sistema de all inclusive desde US$ 350 la noche (conviene consultar por paquetes, ya que hay buenos descuentos).
Más información, www.dreamsresorts.com

* Le Meridien Cancún ofrece habitaciones dobles desde US$ 170 la noche (incluye impuestos, sin pensión).
Informes; www.starwoodhotels.com/lemeridien

Dónde comer

* Señor Frogs: cocina tex-mex en un ambiente muy agradable. El precio por cabeza ronda los US$ 20 dólares

* La Hacienda: comida local con una ambientación lujosa. Se paga unos US$ 25 por persona

Qué hacer

* Delphinus: el programa para nadar con delfines tiene un costo de 155 dólares por persona y se puede concretar en varios puntos de la Riviera Maya.
Más información, www.delphinus.com.mx

* X-Caret: el parque ecológico temático tiene múltiples actividades para todas las edades. La excursión es de día entero y el costo de la entrada, de US$ 62 para los adultos y de U$S 32 para los menores de 12. Las actividades dentro del parque, como nado con delfines, salidas de buceo o snorkeling son aranceladas.
Consultas y reservas on line, www.xcaret.com.mx

En Internet

* www.cancun.travel

Diego Cúneo (Enviado especial)
Fotos: Jorge Quiroga y delphinus.com.mx
La Nacion Turismo

5 comentarios:

pamela dijo...

La alegría de la gente se palpa en el aire y se contagia en los alrededores entre los espectadores, que cada vez son más. Más caricias y con los delfines panza arriba y recibiendo caricias en el vientre, vendrán las explicaciones científicas. Ante tamaña muestra de domesticidad, no falta quien sugiera que tal vez los delfines sean los antecesores marítimos de los perros? Y ante la actitud de éstos, nadie se anima a discutirlo. http://tbn0.google.com/images?q=tbn:guk0UB8wpikOoM:http://www.fondosescritorio.net/wallpapers/Animales/Delfines/Delfines.jpg

Paquetes a Cancún dijo...

Debe ser genial interactuar con delfines, incluso dicen que es beneficioso para la salud, bueno, al menos hay que tener la experiencia una vez en la vida

Anónimo dijo...

México ofrence un excelente clima y hermosas playas: Playa del Carmen, Cozumel, Isla Mujeres, todos lugares paradisiacos de la costa este del Mexico. Acapulco también tiene un parque de diversiones para interactuar con los deslfines, es muy bonito.

Felicitas- Calafate Hoteles-Hotel en Palermo Hollywood-Hoteles en Palermo Soho

Matías dijo...

El cariño y la ternura de estos animales es única, tuve la oportunidad de verlos en Riviera Maya y junto a mi familia vivimos momentos felices. Saludos!
Matías - Hoteles en Riviera Maya

Pau dijo...

Debe ser una experiencia inolvidable realmente realizar este tipo de actividades sobre todo en un destino tan hermoso como Cancún. Un saludo a todos!

Pau - Hoteles en Cancun.