• Quilmes - Buenos Aires - Argentina

lunes, 31 de diciembre de 2007

Toda la magia del sur mendocino

El rafting es una de las actividades clasicas de la zona, especialmente en el rio atuel

Aventuras y relax con el marco de la Cordillera de los Andes en San Rafael, Malargüe y General Alvear.

Si en la variedad está el gusto, qué mejor que un recorrido por el Sur mendocino. Con una gama incomparable de atractivos, donde se aúnan montañas, valles, sol y agua, el extremo sur de la provincia de Mendoza se ofrece como alternativa tanto para aquellos a quienes atrapa la aventura como para el paseante tranquilo, que ama los paisajes, los amaneceres plácidos y esos atardeceres que duermen bellamente sobre los Andes.

Tres ciudades y un racimo de pequeños pueblos, parajes o rincones soñados conforman el triángulo virtuoso que pasa por esta esquina del sur de la provincia: San Rafael, Malargüe y General Alvear.

San Rafael, ríos y montañas
A 960 kilómetros de Buenos Aires y a 235 de mendoza capital, San Rafael es un pujante enclave productivo y de servicio que descansa en las proximidades de los ríos Atuel y Diamante siempre con el telón de fondo de la Cordillera de los Andes. Cuna de poetas y pintores, la ciudad reserva algunas pequeñas sorpresas, como la antigua biblioteca y Museo de Bellas Artes (con algunas obras de Castagnino, Fader o Spilimbergo, entre otros), el Museo de Historia Natural y el observatorio astronómico, y los parques Hipólito Yrigoyen y Mariano Moreno, éste ubicado en las afueras, sobre la Isla del Río Diamante, donde hay un jardín zoológico.

El circuito de Valle Grande permite llegar al Cañón del Atuel y el dique El Nihuil. Saliendo por la ruta 173 hacia Valle Grande, una pequeña localidad de calles anchas, arboladas y regadas por acequias, se toma un camino ondulado en ascenso bordeando el río Atuel, que nace en el Valle de Las Leñas y corre al lado de la ruta que conduce al Cañón del Atuel. Aprisionado entre cordones montañosos y cerros casi pelados se halla el dique El Nihuil, un inmenso espejo de agua de casi 10 mil hectáreas. Además de ser un espectáculo sin igual, los aficionados a la pesca encuentran allí su propio paraíso. También se practica windsurf y esquí acuático. Desde ya, nadar en ese marco de aguas cristalinas y cielo prístino es una aventura en sí misma.

Cerca de allí, la Villa El Nihuil ofrece todos los servicios. El Club de Pescadores, con camping, proveeduría, cabañas y restaurante, también tiene pileta de natación y residencias de fin de semana.

Desde aquí, luego de recorrer 87 km. por la ruta 40, se llega al Sosneado, una pequeña localidad sobre el río Atuel, considerada punto de partida de expediciones culturales y de aventura en los alrededores cordilleranos. En el camino, se puede disfrutar el sorprendente paisaje blanco de las salinas.

El circuito del Sur bordea el río Diamante, que nace en la laguna homónima, en plena Cordillera de los Andes. La laguna, de 34 metros de profundidad en sus bordes y 70 metros en el centro, ocupa el cráter de un extinto volcán o el lugar de un remoto glaciar, abierto en el medio de una alta meseta basáltica a 3.300 metros sobre el nivel del mar. Rodeada por picos majestuosos entre los que se destaca el volcán Maipo, de 5.323 metros, cuya base está a sólo 2.500 metros de la masa de agua.

A 25 kilómetros de San Rafael, Villa 25 de Mayo es considerada un verdadero museo, con sus casas de adobe y calles flanqueadas por centenarios carolinos. El sitio, declarado Monumento Histórico, conserva varios hitos dignos de visitar. Muy cerca, la presa Los Reyunos, una interesante obra de ingeniería con dos presas y embalses próximos. La primera, precisamente Los Reyunos, y dos kilómetros más adelante, El Tigre, una presa compensadora. Sus aguas límpidas conforman balnearios naturales excelentes para practicar deportes náuticos y la pesca.


Gral. Alvear, naturaleza viva
A 90 kilómetros de San Rafael, General Alvear es una pujante comunidad de 45.000 habitantes y gran importancia productiva. Regada por la generosidad del río Atuel, tiene un agradable clima templado semiárido con tendencia a fresco. Muy cerca del casco céntrico, la laguna El Trapal ofrece 45 ha de campo con vegetación autóctona y lagunas formadas por los meandros del río Atuel. También hay humedales que favorecen el desarrollo de la vida silvestre y médanos con restos arqueológicos. Es un lugar apropiado para safaris fotográficos y observación de flora y fauna e ideal para deportes extremos como trekking, canotaje y mountain bike. En dirección a la localidad de Punta de Agua, un hermoso paraje rodeado de cerros, arboledas y arroyos, surge el llamado Pozo Azul, un afluente de agua mineral. Los visitantes llegan aquí a beber de esas fuentes. En este lugar también se puede pescar y disfrutar de sus paisajes.


Malargüe, la aventura
Ubicada en el extremo sur de la provincia, Malargüe adquirió una inesperada fama internacional cuando se abrió, hace más de dos décadas, el complejo invernal Las Leñas; sin embargo, esta pequeña ciudad cabecera del departamento más grande de la provincia, y recostada en gran parte sobre la Cordillera hasta el límite con Chile, ofrece paisajes insospechados, cursos de agua fascinantes y un clima veraniego inigualable.

Las Leñas
Entre otros destinos, es imprescindible visitar la Caverna de las Brujas, en el cerro Moncol. Su interior deslumbra por las formaciones de estalactitas y estalagmitas hasta llegar a la Sala de la Virgen, un amplio espacio abovedado donde los milenios hicieron su paciente trabajo. A 9 km. de allí, en el Valle del Río Grande, está Bardas Blancas, una zona de atractivo paisajístico, pesquero y paleontológico (entrada arancelada, $ 20; hay que pedir turno).

A 68 kilómetros de la capital departamental, en un ambiente natural y virgen, asoma la laguna Llancanelo, con su prodigioso espectáculo de miles de aves. En el entorno volcánico conformado por La Payunia (ver Imperdible) y las sierras del Nevado sobresale por la rareza y variedad de su fauna, desde cisnes de cuello negro hasta patos, gallaretas y garzas. Es un lugar elegido por muchas especies como escala en sus largos viajes migratorios. La reserva, controlada por guardaparques, se puede visitar con compañía de guías autorizados. El lugar es ideal para safaris fotográficos y avistaje de aves, o simplemente para entregarse al disfrute de la naturaleza.

También cerca de la ciudad, a sólo 27 kilómetros, los Castillos de Pincheira, entre el río Malargüe y el arroyo Pincheira, ofrecen un espacio desbordante de naturaleza y de leyenda, con maravillosas postales de valle y montaña. La erosión de los vientos y del río sobre la roca caliza creó este gigantesco monumento natural que recuerda a una construcción del medioevo. Para llegar hay que atravesar un puente de cables de acero y madera sobre el río; a medida que se avanza, se va abriendo a la mirada la caprichosa fisonomía de las rocas. Es posible visitar cuevas y recorrer con cuidado la zona de las torres, y verdaderamente vale la pena el esfuerzo. Se accede por un camino de ripio en buen estado, bordeado de jarillas verdes y toda la flora autóctona, con su generoso despliegue de aromas y colores.

En una de las márgenes del río hay un camping que cuenta con servicios sanitarios, agua caliente, parque, proveeduría, venta de artículos regionales, pileta de natación, luz eléctrica y juegos infantiles. Además de ser un sitio ideal para el turismo contemplativo, los más activos pueden probar con el trekking, el mountain bike, las escaladas y las cabalgatas. Como en todas estas localidades, aquí también se puede disfrutar del típico chivito a las brasas, un plato que vale la pena saborear cuando se visitan estas tierras.



Otra alternativa es el circuito del Sur, que recorre los llamados Valles Altos. El primer destino, a 187 kilómetros, es el Valle de Los Molles, con su Centro Turístico Termal. A unos 8 kilómetros está el Puente de Elcha. Allí hay que dejar los vehículos y caminar hacia la fantástica Laguna de la Niña Encantada, un círculo de agua verde de ochenta metros de diámetro que refleja con toda claridad las paredes de piedra que lo aprisionan.

De regreso a Los Molles, por otra ruta se accede al Pozo de Las Animas, zona de formaciones geológicas que tiene una peculiaridad geomorfológica: en una profundidad de veintiún metros, alberga nada menos que ocho espejos de agua dulce separados por delgadas paredes.

En plena Cordillera, Valle Hermoso, rodeado por los ríos Cobre y Tordillo, es un paraje apartado y apacible. Sólo se puede acceder en verano y en vehículos preparados, generalmente con tracción integral. Se trata de una depresión tectónica limitada por fallas por las que corren aguas cristalinas. Se distinguen los cerros Yaretas, Yeseras y Lagunitas. Es una zona de vida rural. Si al regresar se lo hace por la ruta 180, empalmando la nacional 144, se pasa por Cuesta de los Terneros. Un recorrido sobrecogedor por un camino de montaña que regala vistas panorámicas dignas de llevarse en la retina, para no olvidar nunca esta región de ensueño del Sur mendocino.

Un paraíso posible (Pablo Bizón, periodista)
Cuando visité por primera vez Malargüe, de chico, quedé fascinado por la laguna de la Niña Encantada, e inmediatamente soñé con transformarme en Julio Verne y encontrar un atajo hacia el centro de la Tierra en la Caverna de las Brujas. Llegando desde Mendoza capital, el sur de la provincia representaba la aventura, la posibilidad de internarse en inmensos territorios casi inexplorados -o al menos así los imaginábamos-, y con miles de experiencias por vivir. Hoy esa faceta del sur de la provincia me sigue cautivando, tanto como ese milagro que sólo los mendocinos saben hacer con los contados ríos que les regala la Cordillera: es fascinante la manera en que, mediante ríos, canales y acequias que alternan turnos de riego para cada finca, San Rafael y General Alvear han sabido transformar el desierto en un oasis verde y un manantial de frutales, olivos y, sobre todo, vides, que la mano del hombre transforma en inolvidables vinos. Mi última imagen de la zona es justamente en un viñedo; o más exactamente en un campo de golf rodeado por viñas, una cálida noche de verano y bajo una tremenda luna llena. Cerquita, eso sí, se oía el murmullo de un hilo de agua que venía desde quién sabe qué distancias, y que hacía que ese paraíso fuera posible.

Nerio Tello
Clarín - Viajes
Fotos: Clarín y http://www.welcomeargentina.com

sábado, 29 de diciembre de 2007

Cabalgata patagónica

Los jinetes dejan atrás el glaciar para continuar la travesía hacia la frontera

Crónica de una travesía a caballo durante cuatro días para llegar hasta la frontera chilena. Una aventura atípica y una experiencia única por los confines de la Patagonia austral, atravesando la inmensidad esteparia, entre ríos, bosques y lagos. Y desde lo alto de un cerro, la extrema belleza del glaciar Perito Moreno.

“Quien prueba el fruto del calafate vuelve a El Calafate.” La frase reveladora la dice Luciano Cuenca, organizador de una particular cabalgata desde esta ciudad santacruceña hasta el Paso Zamora, en la frontera con Chile.

“Cabalgata del Glaciar” es el nombre que le puso Luciano a esta aventura con mucha historia que en cuatro días atraviesa estepa, ríos, bosques y estancias de la Patagonia austral, donde se llega a obtener una vista privilegiada del Perito Moreno. Cuenca no es oriundo de estas tierras, pero se mueve por aquí como si lo fuera. Tampoco nació montado a un caballo, pero con el correr de los días demostraría ser un avezado jinete y un amante de los equinos. “Los gauchos les dan con el rebenque, los crían a los golpes, y me miran como si estuviera loco cuando les hablo, pero yo sé que los caballos me escuchan y entienden”, cuenta el guía.

La partida
Todo comienza en la estancia Huiliche, a pocos kilómetros de El Calafate, bien temprano en la mañana. Guille, el ayudante, y el mismo Luciano preparan los caballos. Montura, alforjas, bozal, riendas, y los que nunca se debería perder, los estribos.

La caravana de seis caballos y sus respectivos jinetes, más un pilchero –el animal que lleva la carga–, sale en dirección oeste hacia la cordillera, bordeando el lago Argentino. Con sus 1560 km2, es el lago más grande del país y el tercero en Sudamérica, y se encuentra a 185 metros sobre el nivel del mar. Sus aguas son de un intenso color turquesa y extrañamente opacas, lo cual se debe a las partículas minerales que provienen de la abrasión del glaciar contra sus lechos rocosos, y de las rocas entre sí, que por su tamaño microscópico no llegan a sedimentarse en el fondo. Este fenómeno les da a estas aguas un nombre muy particular: leche glaciar.

La isla Solitaria, antes conocida como isla de los Pájaros, emerge en medio del lago. El guía explica por qué cambió de nombre: “En el año nuevo de 2000 prendieron los fuegos artificiales y se incendió todo, no quedó ni un ave”. Poco después de la isla aparece el cerro Comisión, tristemente célebre. Fue allí donde fusilaron, en 1921, a los huelguistas que se rebelaron contra los patrones de estancia en un nefasto capítulo de la historia argentina, conocido como la Patagonia Rebelde.

El almuerzo a base de sandwiches, vino tinto y manzanas, detrás de una gran roca y al amparo del Innombrable –como le dicen al viento por aquí– es la primera parada. La lluvia y un cielo gris empañan la primera jornada, en la que el objetivo es llegar a orillas del río Centinela, dentro del territorio de la estancia Anita, donde pasaremos la noche. Llegamos hasta allí después de unas tres horas de cabalgata al paso, bordeando el camino de ripio, y finalmente cruzamos el río para acampar a sus orillas bajo la sombra de un majestuoso sauce y la luz de la luna llena. Fuego, mate, cena y a dormir.

Vista del glaciar Perito Moreno, con los cerros Catedral y Moreno detrás

El monolito y el cabrito
Una mañana de sol y cielo limpio invita a los jinetes a desayunar con ansias de montar rápidamente y encarar la segunda jornada de aventura en este confín de la Patagonia. Entre mate y mate, se levanta el campamento y se aprestan los caballos. Una vista panorámica del glaciar es la promesa del día. Pero antes habrá más camino que andar. Una hora de lenta cabalgata hasta el monumento a los huelguistas, una placa con una cruz al lado del camino: “Si la historia la escriben los que ganan, quiere decir que hay otra historia”, reza el monolito firmado por una escuela, la Cámara de Diputados de Santa Cruz y la Municipalidad de El Calafate.

El lugar resulta ser un buen refugio para el almuerzo en que se repite el menú del día anterior. Luego montamos y emprendemos un tramo más: nos dirigimos a la estancia Lago Roca. El grupo sale del costado del camino y se adentra en la inmensidad de la estepa. El día es corto y el atardecer se acerca rápidamente, el paisaje comienza a teñirse de ocre y un pequeño zorro se cruza como una ráfaga en nuestro camino. La hilera de caballos sube una ladera y los jinetes se balancean acompasadamente hacia atrás y adelante, esperando llegar a una cima para ver a la estrella de estas tierras, el glaciar Perito Moreno. Pero un fuerte contraluz lo impide, el sol va cayendo tras los cerros que lo custodian celosamente, el Moreno y el Catedral. Habrá que esperar hasta la mañana siguiente para poder admirar el coloso de hielo.

En fila india, los jinetes atraviesan el espeso y cerrado bosque magallánico

Fuga de caballos
Después de unas seis horas de cabalgata, la tropa se dirige al campamento siguiente, dentro de los cuasi infinitos límites -–unas 9 mil hectáreas– de la estancia Lago Roca. Cansados, desensillamos en un hermoso valle arbolado a la vera del río Rico, rodeado de los cerros Fraile y Frade, donde un gran cordero se está asando lentamente a las brasas, bajo la atenta mirada de Fabián, el peón que llegó desde el casco especialmente para agasajar a los exhaustos jinetes. Una vez que el sol desaparece, el frío es protagonista exclusivo de estas latitudes: el termómetro marca 5 grados bajo cero. No importa la estación del año que sea, la Patagonia es helada como los glaciares que la pueblan.

“Seguro que enfilaron para la estancia”, asevera Luciano en referencia a la noticia con que todo el mundo despertó. Willy, el caballo pilchero, y Voncha, el de Guille, se habían ido. Binoculares en mano, el guía se dirige hasta una ladera contigua. A pesar de no ver a los caballos, monta a Chero, el suyo, y se va galopando a rienda suelta hacia el casco de la estancia. Un rato más tarde regresa con Voncha, Willy y otro pilchero más para auxiliarlo.

Paso Zamora, destino final de la aventura. Pasando el alambrado, ya es tierra chilena

Del glaciar a la frontera
Mientras los caballos vivían su propia aventura, subimos a una cima desde donde pudimos apreciar el Perito Moreno en su esplendor. El sol asomaba por detrás e iluminaba el glaciar en esta mañana de cielo azul sin nubes a la vista. La panorámica de la mole de hielo es sencillamente hermosa: se asemeja a una gran alfombra blanca que parece derretirse lentamente en el lago Rico, tras la cual se erigen cerros de picos nevados. Un guanaco en lo alto del cerro contiguo también observa, a la vez que parece vigilar los pasos de la caravana, como el cóndor que planea en las alturas. Cuando los caballos arrancan nuevamente, el guanaco desaparece en la inmensidad patagónica.

El grupo bordea la montaña y se adentra en un bosque quemado, producto de un incendio ocurrido hace unos setenta años. Luciano explica que a esa zona intermedia entre la estepa y el bosque magallánico al que nos dirigimos se la llama ecotono. Desde allí el lago Argentino, junto al Brazo Rico que se desprende zigzagueante, parece iluminar el paisaje. En fila india, la caravana atraviesa el espeso y cerrado bosque, saltando enormes charcos de lodo y esquivando ramas traicioneras. El sol del mediodía se cuela entre las copas de los árboles. Una vez fuera de la arboleda, el ritual del almuerzo se impone, esta vez al lado del arroyo La Dorada. Una pequeña siesta al calor del sol sin que azote el Innombrable y otra vez al ruedo: el plan del día es llegar al refugio del Paso Zamora, a pasitos de Chile, antes del atardecer. Luego de unos cinco kilómetros al borde del arroyo La Rosada se divisa la cima del Cordón de los Cristales, llamado así por la gran cantidad de cuarzo que se dice que hay allí. Un tramo más por un lugar que se conoce como el valle intermedio hasta que en el horizonte asoma una grata sorpresa, que en realidad son dos: las Torres del Paine, imponentes, aparecen al otro lado de esa línea imaginaria llamada frontera. Con ese marco, cabalgamos otro tramo del bosque incendiado, de aquellos troncos que yacen allí hace décadas inertes al paso del tiempo y que, sin embargo, cubren aquel paisaje de una belleza singular.

Dos horas más arriba del caballo para finalmente llegar al Paso Zamora, destino final de la aventura, un pequeño refugio con la bandera argentina flameando, y un alambrado que nos separa de tierra chilena. Luciano se abocó a preparar su especialidad: un suculento guiso de lentejas que más tarde sería literalmente devorado, y no precisamente por las fieras.

La solitaria vastedad de la estepa patagónica

El regreso
La última noche el grupo durmió dentro del refugio al calor de la salamandra. Afuera, el frío penetraba hasta los huesos y por la mañana quedaban los vestigios de una helada que escondía las cuevas de los pequeños tucu tucu, simpáticos roedores que cada tanto asoman su cabecita y se dejan ver.

Antes de emprender la vuelta, montamos y nos dirigimos al trote hasta el hito, de un lado Argentina, del otro Chile; un saltito y estaríamos en otro país.

En el camino de regreso, la cordillera, enorme y nevada, se deja ver con el cerro Adriana como telón de fondo de un tramo donde predomina el verde y las vacas pastan mansamente, observándonos desinteresadamente al pasar.

Uno de los caballos trastabilla peligrosamente en un lodazal pero se recupera con el último aliento y el incidente no pasa a mayores. La parte final de la cabalgata del glaciar transcurre en silencio, como si todos y cada uno de los jinetes quisieran llevarse los sonidos de la naturaleza a casa.

Durante cuatro días sufrimos el duro viento patagónico, la lluvia y las bajas temperaturas de la región, cabalgamos la estepa, atravesamos ríos y arroyos, nos internamos en el bosque magallánico y pudimos ver el Perito Moreno desde lo alto. Y probamos el fruto del calafate, que no está prohibido para quien tiene la ilusión de volver.

Datos útiles
Cómo llegar

El Calafate se encuentra a 3000 km de Buenos Aires, y a 315 km. de la ciudad de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz. Aerolíneas Argentinas y Lade, entre otras empresas, cuentan con vuelos frecuentes desde Buenos Aires y Río Gallegos. Para llegar en ómnibus hay que ir primero a Río Gallegos y desde allí conectar a El Calafate. El tramo en ómnibus entre Buenos Aires y Río Gallegos demora unas 36 horas.

Excursiones
* Cabalgata del Glaciar
La excursión incluye traslados, almuerzo criollo, guía de Parques Nacionales, traductor y seguro. Se aconseja llevar zapatillas o botas para trekking y pantalones cómodos, guantes, anteojos, protector solar y abrigo. Para participar no se necesita experiencia previa. Se aconseja no llevar niños menores de 7 años. Los guías cuentan con comunicación con VHF, botiquín de primeros auxilios, vajilla. No se provee bolsas de dormir
Reservas:
inf@cabalgatasdelglaciar.com
lucianocuencacabalgatas@yahoo.com.ar
Tel: 00 54 02902 495447..

* El Calafate
Por su cercanía con el glaciar Perito Moreno, El Calafate se ha convertido en los últimos años en un gran polo de atracción turística. Desde la ciudad se puede llegar al Parque Nacional en auto, ómnibus o contratando alguna de las excursiones (paseos en barco o caminatas en el glaciar).
La empresa Hielo y Aventura realiza diversas excursiones al glaciar.
Reservas:
Av. Libertador 935. El Calafate, Santa Cruz.
Tel.:02902-49-2205
web: www.hieloyaventura.com

Texto y fotos: Guido Piotrkowski
Pagina 12 - Turismo

jueves, 27 de diciembre de 2007

Los 53 lugares para visitar en 2008, según The New York Times

1. LAOS
Vietnam y Camboya fueron muy visitados este año. Ahora le toca el turno a Laos, que se prepara para ser el siguiente destino de moda en Indochina. Monumentos antiguos como el complejo de templos Wat Phou y la capital, Vientiane, atraen a los buscadores de cultura mientras lujosas casas de teca flotante navegan por el Mekong. Y los nómadas del planeta se dirigen a Luang Prabang a probar el delicioso menú laosiano en 3 Nagas ( www.3nagas.com ), o sentarse junto a la gran piscina de la exclusiva Résidence Phou Vao ( www.residencephouvao.com ).

2. LISBOA
Hace tiempo que los turistas que buscan precio se congregan en Lisboa, sin duda, una de las ciudades más asequibles de Europa. Pero ahora la capital de Portugal emerge como polo cultural. El flamante Museo Berardo, en el barrio histórico de Belén, atesora importantes obras de arte contemporáneo. Los hoteles de diseño como el Fontana Park ( www.fontanaparkhotel.com ) y el Jerónimos 8 ( www.almeidahotels.com ) atraen a conocedores de la moda. Y el Museo de Moda y Diseño, que se inaugurará a fines de 2008, contribuirá para cementar el status avant-garde de la ciudad.


3. TUNEZ
Túnez transita una transformación similar a la de Marruecos. Una nueva ola de modernos hoteles boutique, por lo general en residencias históricas de la ciudad, surgen junto a las playas de arena blanca y medinas ancestrales de este país del norte africano, para un número creciente de viajeros adinerados. La Villa Didon ( www.villadidon.com ) en Cartago, por ejemplo, tiene un restaurante administrado originariamente por Alain Ducasse. Por cierto, TripAdvisor califica a Jerba, isla balnearia frente a la costa sur de Túnez, como la número 1 de las revelaciones para 2008.

4. MAURICIO
Volar es la forma más fácil de llegar a las costas blancas como el azúcar de Mauricio. Virgin Atlantic acaba de incorporar vuelos directos desde Londres hasta esta diminuta isla rodea de coral, frente a las costas de Madagascar, y hace poco se convirtió en un puerto central para los cruceros por el océano Indico de la compañía Costa. Mientras tanto, se abren nuevos hoteles, incluyendo un Four Seasons Resort, Anahita Mauritius ( www.anahitamauritius.com ), con cuatro restaurantes, tres playas y spa ayurveda.

5. MID-BEACH, MIAMI
Salga de South Beach. Los icónicos Eden Roc Resort ( www.edenrocresort.com ) y Fontainebleau Miami Beach ( www.fontainebleau.com ), guaridas venidas abajo, diseñadas por Morris Lapidus, reabrirán sus puertas en 2008 tras renovaciones multimillonarias que les devolverán a la zona de Mid-Beach su gloria pasada. Entre los futuros vecinos están Gansevoort South y un W Hotel.

6. SOUTH BEACH, MIAMI
Para no ser menos, South Beach también le dará la bienvenida con todos los honores a una serie de hoteles: el Angler s Boutique Resort ( www.theanglersresort.com ), del ex decorador de Gianni Versace Wallace Tutt; el Tides South Beach ( www.tidessouthbeach.com ), renovado por el diseñador estrella Kelly Wearstler, y el Mondrian South Beach ( www.mondriansouthbeach.com ) del diseñador holandés superestrella Marcel Wanders.

7. MALDIVAS
El tsunami de 2004, una ecología frágil y un reciente atentado terrorista, no pudieron frenar el boom hotelero en esta nación insular compuesta por alrededor de 1192 islotes de coral en el Indico. Entre los hoteles de categoría que piensan abrir el año entrante se encuentra un Regent Hotels & Resorts ( www.regenthotels.com ), con 50 villas, muchas construidas sobre el agua, para permitirles a los huéspedes observar la rica vida marina desde la cama.

8. DEATH VALLEY
Es demasiado temprano para predecirlo, pero las lluvias torrenciales recientes hacen especular a los expertos que habrá una primavera deslumbrante en el Parque Nacional Death Valley, entre los estados norteamericanos de California y Nevada. Death Valley alberga más de 1000 especies de flores silvestres, y en esa primavera especial después de un otoño e invierno húmedos, el paisaje marrón desértico se cubre de un manto multicolor.

9. COURCHEVEL
El ultraexclusivo centro invernal francés de Courchevel puede estar repleto de rusos multimillonarios estos días, pero eso sólo alimentó el consumo de botellas de champaña Cristal y de hoteles de mucha categoría. El suntuoso Hotel de Charme Les Airelles ( www.airelles.fr ) reabre sus puertas este mes después de una renovación de 31 millones de dólares y, a fines del año próximo, Le Padisha aumentará la apuesta con cabañas que parten de 1,3 millones de euros.

10. LIBIA
Después de tantos vaivenes, a cuatro años de que el gobierno de Estados Unidos levantó la prohibición a sus ciudadanos de visitar Libia, esta nación socialista del norte de Africa prospera. El hijo mayor del coronel Muammar Kaddafy, líder de Libia, construye un complejo de carbón neutral a lo largo de las prístinas costas mediterráneas del país, que albergan importantes ruinas griegas y romanas, y focas en peligro de extinción. Se van a construir hoteles de lujo y campos de golf , igual que un nuevo aeropuerto en Trípoli. Pero la burocracia continúa. Algunos operadores turísticos cancelaron viajes por retención de visas, y el mes último a todos los pasajeros de un avión no se les permitió ingresar por una extraña disposición que establece que los pasaportes extranjeros tienen que estar traducidos al árabe.

11. HVAR
Así como la Costa Dálmata de Croacia se convirtió en una nueva Riviera, Hvar es su St.-Tropez: un pueblo diminuto lleno de yates y turistas internacionales todo el verano. Si bien Carpe Diem ( www.carpe-diem-hvar.com ), en la costanera, es el centro de la vida nocturna de la isla, las angostas callejuelas de piedra están flanqueadas por pequeños restaurantes y terrazas de hotel, incluyendo la piscina en lo alto del flamante Adriana, primer socio croata de la cadena Leading Small Hotels of the World ( www.suncanihvar.com/adriana ).

12. PUERTO VALLARTA
Quizá sea el recuerdo perdurable del romance escandaloso de Elizabeth Taylor con Richard Burton durante la filmación de La noche de la iguana , de principios de la década del sesenta. Lo cierto es que Puerto Vallarta se ha vuelto más gay con el tiempo y se prepara para superar a Acapulco como la principal playa gay de México. Ya cuenta con una docena de hoteles gay ( www.gayguidevallarta.com/Lodging/gay.html ) y abundan los bares y clubes en la denominada Zona Romántica.

13. SYLT
Conocida como la Hamptons de Alemania, es sólo cuestión de tiempo para que el jet set descubra la isla del Mar del Norte de Sylt. Famosa por sus playas nudistas, cabañas techadas con juncos y tiendas de diseñadores, esta isla en forma de T hace tiempo que es popular entre las celebridades alemanas, especialmente entre las estrellas de televisión y figuras del deporte. Pero ahora llegar hasta allí desde Londres y otras ciudades europeas es mucho más fácil gracias al bajo costo de Air Berlin.

14. PRAGA
El veredicto está dado. La Nueva Praga es... Praga. Se acabaron las despedidas de soltero, los bohemios se fueron en busca de alquileres más baratos y los albergues juveniles comenzaron a desaparecer ante el avance de hoteles de lujo. Junto con un nuevo Mandarín Oriental, el año próximo se inaugurará el Augustine, transformado a partir de un monasterio y otros edificios aledaños en un hotel de la cadena Rocco Forte ( prague.roccofortecollection.com ), y el recién remodelado Hilton Prague Old Town ( www.prague-oldtown.hilton.com ), con un espléndido restaurante que abrió Gordon Ramsay.

15. QUITO
Quito, la capital colonial, a 2800 metros sobre el nivel del mar, en la cordillera de los Andes, ya no es sólo un destino de paso hacia las Galápagos. El centro histórico de la ciudad, uno de los sitios menos modificados de América latina, renació después de siete años de tareas de restauración que costaron 200 millones de dólares. Y llegaron hoteles de primera, incluyendo un JW Marriott ( www.marriott.com ), lo que convierte a Quito en un nuevo centro de esplendor en lo que se conoce como la Mitad del Mundo.

16. LIVERPOOL
Hay más cosas en Liverpool aparte de los Beatles. El año entrante, esta ciudad industrial celebrará sus 800 años (y su designación como Capital Europea de la Cultura). La estrella, por cierto, sigue siendo Paul McCartney, que volverá a tocar en el Liverpool Sound Concert, en el Anfield Stadium, el 1° de junio ( www.liverpool08.com ).

17. MUNICH
Patios cerveceros, jóvenes con pantalones de cuero cortos, taxis Mercedes-Benz. No cabe duda de por qué la revista Monocle la llamó recientemente la ciudad con más vida del mundo. La capital de Baviera podría quedarse corta al compararla con Berlín en términos de liberalismo y creatividad, pero Munich tiene una economía robusta que estimula la última moda, la cocina de primer nivel y la vida cómoda, sin dejar de mencionar un nuevo Museo Judío ( www.juedisches-museum.muenchen.de ), que llevó 79 años de construcción, y un nuevo y elegante hotel en el corazón de la ciudad, el Charles, de la cadena Rocco Forte ( www.charleshotel.de ).

18. IRAN
¿Qué eje del mal? Operadores turísticos de primera línea ingresan en puntas de pie en Irán, ofreciendo viajes para explorar antiguos tesoros persas y llanuras verde oliva. La próxima primavera boreal, la línea de cruceros de lujo Silversea anclará en la ciudad portuaria de Bandar Abbas en su itinerario Dubai-Dubai. Y la línea Distant Horizon ( www.distant-horizons.com ) organiza dos viajes de 18 días, que comienzan en Teherán y luego serpentean la olvidada campiña, pasando por Shiraz e Isfahán. Los precios parten de 5390 dólares por persona.

19. TOSCANA
Con toda esa campiña verde ondulante, las calles flanqueadas por cipreses, llama la atención que no haya más campos de golf en Toscana. Para bien o para mal, se acaba de inaugurar uno nuevo para los que se alojan allí, en el complejo Terme di Saturnia ( www.termedisaturnia.it ). El campo de nueve hoyos comprende casi 100 hectáreas rodeadas por campos de trigo, girasoles, avena y olivos. Esto es, hasta que se hagan los próximos nueve hoyos.

20. ANGUILLA
Justo cuando uno piensa que la isla caribeña de Anguilla no podría ser más elegante, el Kor Hotel Group inaugura el Viceroy Anguilla - el último retoño de su cadena Viceroy ( www.viceroyanguilla.com - en la primavera boreal. El hotel contará con 172 habitaciones de lujo, un spa de 1400 metros cuadrados y clubes de playa diseminados por los 975 metros de costa.


21. BOGOTA
Bogotá podría ser recordada por sus escuadrones de la muerte y bandas criminales, pero su megalópolis colombiana, la cuarta ciudad más grande de América del Sur, intenta limpiar esta imagen y atrae turistas con su diversidad cultural y encantos coloniales. Se construye un nuevo Hilton, y por lo menos tres aerolíneas norteamericanas acaban de solicitar permiso para volar a Bogotá.

22. PLAYA BLANCA, PANAMA
Playa Blanca está a punto de saturar las revistas del corazón. Nikki Beach, club très chic de South Beach y St.-Tropez, inaugura un complejo cerrado en lo que en una época fue un tranquilo pueblo de pescadores en la costa del Pacífico de Panamá ( www.nikkibeachpanama.com ). Los encargados de la obra ya la llaman el proyecto más sexy de Panamá . Las familias menos espléndidas no tienen por qué preocuparse. Superclubs ( www.superclubs.com ), el complejo todo incluido, también llega a Playa Blanca con el Breezes Panamá, de 300 habitaciones, que se inaugurará en 2009.

23. ALEJANDRIA
La antigua ciudad natal de Cleopatra está creciendo. Alejandría era una de las ciudades más importantes del Viejo Mundo, pero cayó en el olvido. Ahora, una sucesión de nuevos monumentos recupera la Perla del Mediterráneo. Una reluciente biblioteca de 200 millones de dólares, la Biblioteca de Alejandría ( www.bibalex.org ), resucita al antiguo edificio en vidrio y acero. Un nuevo Four Seasons ( www.fourseasons.com/alexandria ) se alza en la imponente plaza San Stefano. Y en todas direcciones la ciudad palpita con nuevos locales comerciales y elegantes cafés.

24. MAZATLAN
Algo venido a menos en la costa mexicana del Pacífico, Mazatlán ha atraído a estadounidenses jubilados y de clase media a sus playas menos pobladas e inmuebles más económicos. No llegan muchos turistas en parte porque hay pocos hoteles. Eso está cambiando. En este momento se construye media docena de complejos, entre los que se encuentra el Diamond Beach, una multimillonaria obra que comprende hoteles de primera categoría, campo de golf y condominios.

25. SANTA LUCIA
El progreso a gran escala de la isla caribeña de Santa Lucía avanza. Tras la llegada de resorts eco-hedonísticos como el Jade Mountain y el Discovery, en bahía Marigot (que acaba de lanzar un ferry impulsado con energía solar), se vienen los de grandes nombres con habitaciones de 1000 dólares. Para el año entrante se espera la inauguración de las Residencias del Ritz-Carlton ( www.theresidencesstlucia.com ), las Westin s Le Paradis ( www.leparadisstlucia.com ) y los RockResorts the Landings St. Lucia ( www.thelandingsstlucia.com ), junto con pistas para jet privados.

26. OSLO
Además de ser una de las ciudades más caras del mundo, Oslo cobra fama como centro de diseño y arquitectura. En abril próximo, la futurística Opera Nacional ( www.operaen.no ) se inaugurará en la punta del fiordo de Oslo, cubierta de mármol blanco. Se le sumarán dos nuevos hoteles de diseño: el Thon Hotel Gyldenlove ( www.thonhotels.com ) y el Grims Grenka ( www.grimsgrenka.no ).

27. BUENOS AIRES
Rotulado como el primer hotel gay cinco estrellas de América latina (aunque también alberga a heterosexuales), el flamante Axel Hotel Buenos Aires ( www.axelhotels.com ) confirmó lo que muchos viajeros gay ya sabían: la capital argentina se convierte en la próxima capital gay de América del Sur. Situado en el bohemio barrio de San Telmo, cuenta con 48 habitaciones, gimnasio y bar junto a la piscina.

28. RIMINI, ITALIA
Los catorce kilómetros de arena en la costa adriática de Rimini en una época atraían a multitudes de veraneantes. Pero la ciudad natal de Fellini renació como la capital de la vida nocturna de Italia, atrayendo a romanos pendientes de la moda a sus clubes, boîtes y hoteles de diseño, sobre todo al nuevo DuoMo ( www.duomohotel.com ) diseñado por Ron Arad.

29. MALAWI
La culpa la tiene Madonna. Los amantes del safari no tenían en cuenta a Malawi, pero eso cambió desde que la diva inició los trámites para adoptar a un niño menor de un año oriundo de este diminuto país africano que yace dentro del Gran Valle del Rift. En julio próximo, el lujoso Pumulani ( www.pumulani.com ) va a inaugurar diez villas a orillas del espectacular lago Malawi.

30. ROATAN
La somnolienta isla hondureña de Roatán, famosa por el buceo y la pesca, se despierta con grandes planes, con las terminales y los edificios de la Royal Caribbean y la Carnaval y el Westin Resort & Spa Roatan, que se inaugurará a mediados de 2008.

31. MOZAMBIQUE
Desde su independencia en 1975, Mozambique pasó de ser una sociedad diezmada por la guerra a una de las historias de éxito económico de Africa. Hoy, sus 2400 kilómetros de costas prístinas se han convertido en importantes destinos turísticos. Alojamientos de categoría con bajo impacto ambiental se construyen en el archipiélago Bazaruto, donde habita el manatí, en peligro de extinción. Más hacia el Norte se encuentra el Guludo Beach Lodge ( www.guludo.com ).

32. KUWAIT
Sí, al lado están en guerra. Pero eso no quita que la ciudad de Kuwait, una pujante metrópolis del Golfo Pérsico, no pueda recibir nuevos servicios aéreos (vuelos directos de United desde el aeropuerto de Dulles cerca de Washington a partir de este mes), ser la anfitriona de exhibiciones náuticas internacionales o inaugurar hoteles opulentos. El más comentado es el hotel Missoni, el primero de varios de la casa de modas.

33. VERBIER
El centro invernal suizo de Verbier subirá decididamente de categoría con la inauguración del Lodge ( www.thelodge.virgin.com ) en el complejo alpino el mes próximo. El chalet de nueve habitaciones cuenta con pista de patinaje sobre hielo, una piscina cubierta y chofer las 24 horas, todo por el módico precio de 35.250 libras por semana, más de 70.000 dólares.

34. LOMBOK
Lombok, una modesta isla indonesa al este de Bali, está saliendo de las sombras. Con la saturación de villas y restaurantes de diseñadores en Bali, los turistas buscan vuelos cortos hacia playas menos pobladas, más volcanes y mejores lugares para practicar surf. También es más económica; eso no quiere decir que los visitantes tengan que vivir con lo mínimo. Ya hay un Oberoi ( www.oberoilombok.com ) y se están construyendo hoteles de categoría.

35. NORTHWEST PASSAGE
A pesar del hundimiento el mes último del crucero antártico, el clima turístico mejora. En algunos lugares la temperatura mejora más rápido como en el Northwest Passage, la ruta del mar Artico sobre Canadá. Adventure Life Voyages ( www.alvoyages.com ), por ejemplo, ya toma reservas para su crucero por allí para agosto próximo, con precios desde 4600 dólares por persona.

36. ISLA DE PASCUA
La remota Isla de Pascua, famosa por sus enigmáticas estatuas moai, va a tener su primer resort de lujo: Explora, en Rapa Nui ( www.explora.com ). Este complejo de 30 habitaciones combina diseño futurista con materiales naturales como piedra volcánica y madera raulí chilena, y ofrece vistas panorámicas del océano Pacífico. Una estada de tres noches para dos personas parte desde los 3588 dólares.


37. VIRGIN GORDA
Virgin Gorda, una de las Islas Vírgenes británicas menos conocidas, levanta su perfil. El Aquamare ( www.villaaquamare.com ) se inaugurará en marzo con tres villas de 743 metros cuadrados, con un spa para tratamientos, decks de observación y tarifas semanales desde 12.500 dólares.

38. NAMIBIA
En los 17 años desde que se independizó de Sudáfrica, Namibia, país desértico en la costa occidental africana, comenzó a abrir un nicho para el turismo ecológico, con zonas de camping administradas por el gobierno como Namutoni ( www.nwr.com.na ) en el Parque Nacional Etosha. Hoy el país apunta al ecoturismo de lujo. Muchos hospedajes se remozaron con decoración de estilo y tarifas acordes. Y el sector privado sigue su ejemplo: la cadena Kempinski planea inaugurar cinco hoteles de lujo en los próximos años.

39. SAN FRANCISCO
Cuando se inaugure la Academia de Ciencias de California ( www.calacademy.org ) el próximo otoño boreal en Golden Gate Park, no será sólo una imponente obra arquitectónica más para San Francisco. El edificio de 500 millones de dólares tendrá un techo de una hectárea cubierto con plantas autóctonas y pretenderá ser el museo más verde del mundo.

40. DETROIT
Históricamente, Detroit, con su alto índice de criminalidad, no cabía en la mente de nadie como destino turístico. Pero las cosas parecen cambiar. Entre los recién llegados se encuentran el MGM Grand Detroit ( www.mgmgranddetroit.com ), el MotorCity Casino Hotel ( www.motorcitycasino.com ) en la antigua Wonder Bread Factory, y el histórico Book Cadillac, que se está transformando en un Westin ( www.westinbookcadillac.com ). Además, acaba de reabrirse el Instituto de Artes de Detroit ( www.dia.org ) tras una renovación de 158 millones.

41. ITACARE, BRASIL
Se espera la inauguración del Warapuru ( www.warapuru.com ), un eco-resort de lujo, para el año próximo. Diseñado por Anouska Hempel, radicada en Londres, el complejo centró la atención en Itacaré, una ciudad balnearia bajo el radar en la costa norte de Brasil que atrae a celebridades y a la elite de Río de Janeiro.

42. KILIMANJARO
Es posible que el tiempo se acabe y nos quedemos sin ver las famosas nieves del Kilimanjaro, el pico más elevado de Africa, que se deshiela a una velocidad alarmante. Los científicos anticipan que dentro de varias décadas los glaciares habrán desaparecido por completo. Y esperan que más aventureros intenten escalarlo el año entrante: la Internacional Mountain Guides ( www.mountainguides.com ) tiene programadas siete excursiones para 2008. (Las tarifas van de 4975 dólares por el itinerario de dos semanas y 3600 dólares sólo por la escalada).

43. ARGELIA
Casi una década de guerra civil en Argelia ahuyentó al turista. Hoy que la guerra mermó (a pesar de que continúan las advertencias del gobierno de Estados Unidos sobre ataques), el turismo poco a poco regresa a esta tierra antigua de ciudades oasis y calles angostas. Lonely Planet acaba de publicar su primera guía de Argelia. Y las grandes agencias como Row International ( www.rowinternational.com ) llevan a los que buscan aventura por las serpenteantes callejuelas de la Casbah y a lomo de camello por el Sahara.

44. SAN DIEGO
Los incendios forestales de este otoño boreal no impidieron la inauguración del tan anunciado Hard Rock Hotel San Diego ( www.hardrockhotelsd.com ), resort de 420 habitaciones en el moderno barrio de Gaslamp. Este hotel de doce pisos incluye un restaurante Nobu, dos bares Rande Gerber, un spa y un local de yogures helados Pinkberry, todo bajo un mismo techo.

45. MALAGA
La costa sur de España no es sólo hoteles de primera categoría y campos de golf. En junio, Delta planea inaugurar vuelos directos de Estados Unidos a la ciudad portuaria andaluza de Málaga, un importante centro cultural, con su impresionante surtido de museos y monumentos, que incluyen una fortaleza mora del siglo XI. Delta saldrá desde el aeropuerto Kennedy hasta el aeropuerto internacional de Málaga, bautizado con el nombre del hijo predilecto de la ciudad: Pablo Picasso.

46. PUERTO PLATA
Puerto Plata, bullicioso balneario de la costa norte de República Dominicana, será más ruidoso todavía. La revista Maxim inaugurará un complejo de 108 cabañas en playa Cofresi, cerca de la Marina y Casino Ocean World, al estilo Las Vegas. El primer trago comenzará a bordo de JetBlue, que ofrece vuelos directos entre el aeNueva York y Puerto Plata, desde el mes próximo.

47. LONDRES
En una época, King s Cross no era un barrio recomendable. Pero su suerte está cambiando gracias al trans-Channel Eurostar, que trasladó su terminal el mes último de Waterloo a la reconstruida St. Pancras Station. Allí hay una Gagosian Gallery junto con lindos bares y restaurantes supermodernos como el Acorn House ( www.acornhouserestaurant.com ), que ponen nerviosos a los gourmets locales. ¿Qué viene después? Un hotel Renaissance con salón de baile.

48. VIETNAM
Tres décadas después de la caída de Saigón, la ciudad (conocida ahora como Ciudad Ho Chi Minh) no es un destino frecuente dentro del circuito global del golf. La década pasada se arreglaron los campos viejos como el Dalat Palace Golf Club, y los más nuevos repuntaron, como el Ocean Dunes Golf Club en la cercana Phan Thiet, sobre el Mar de la China meridional, y diseñado por Nick Faldo. Se sumarán el Montgomerie Links, justo frente a China Beach, y el primer campo de golf vietnamita diseñado por Colin Montgomerie.

49. ESSAOUIRA
A medida que Marrakesh se vuelve más turística, los europeos adinerados se dirigen a la ciudad portuaria marroquí de Essaouira, no sólo para recorrer sus antiguas calles y practicar surf en sus playas, sino para festejar. El Festival Internacional de Música Gnaoua ( www.festival-gnaoua.net ), que se realiza en junio, hace ya una década, atrae ahora a 250.000 fans durante cinco días de música y arte.

50- LAS VEGAS
Donald Trump aterriza en Las Vegas. Para la próxima primavera boreal se inaugurarán el Trump Internacional Hotel de 64 pisos y 1282 habitaciones, y las torres Las Vegas ( www.trumplv.com ), que cumplen con las promesas de su sitio Web: el edificio más impactante en la silueta de Las Vegas . Si simplemente busca lujo y sofisticación incomparables, y algo chic, entonces vaya al nuevo Palazzo Las Vegas ( www.palazzolasvegas.com ), de 3000 habitaciones, del estilo del Venetian, con restaurantes de Mario Batali, Wolfgang Puck, Emeril Lagasse y Charlie Trotter, al igual que un Barneys New York.


51. VALLE BAROSSA
El romance mundial con el syrah atrae a los espectadores del vino al valle Barossa, Australia. La región montañosa alberga uno de los viñedos syrah más antiguos del mundo (algunas plantas datan de 1840). Y si más de 60 bodegas no son suficientes, Barossa también ofrece una ruta de quesos artesanales y la cercana Adelaide es un gran destino gourmet.

52. TOKAJ, HUNGRIA
¿Tours de vinos para mochileros? La región vitivinícola húngara de Tokaj recupera su reputación por la calidad de sus blancos, en especial los elaborados con las uvas furmint. La región resurgió después de la caída del comunismo. El Grof Degenfeld, emplazado en un antiguo castillo, ofrece también un alojamiento para paquetes de dos días a partir de 191 euros ( www.hotelgrofdegenfeld.hu ).

53. NUEVA YORK
Vuelven las luces a Broadway. Y el acuerdo para levantar las huelgas no pudo ser más oportuno para varios estrenos programados para antes de mayo. Entre otros, tres revivals : una producción del cuadragésimo aniversario de The Homecoming ( Retorno al hogar ), de Harold Pinter; Come Back, Little Sheba ( Vuelve, pequeña Sheba ), de William Inge, y Sunday in the Park With George ( Domingo en el parque con George ), del ganador del Pulitzer Stephen Sondheim.

martes, 25 de diciembre de 2007

EL TURISMO QUE VIENE

Nuevas modalidades y tendencias consolidan el rumbo de los viajes en un escenario marcado por el cambio climático y los controles de seguridad. Todo lo que se necesita saber sobre las diversas propuestas, entre el turismo sustentable, gay, de salud y otras preferencias. Además, los parámetros de calidad y el aporte de la tecnología.

El turismo, como el mundo, están en permanente cambio. Cada vez es más evidente que la especialización gana espacio en el territorio de los viajes y los turistas se agrupan según sus preferencias. Al mismo tiempo, el aporte tecnológico, la consolidación de tendencias y la reformulación de las propuestas ensanchan el catálogo de la actividad.

El panorama mundial proporciona datos significativos. Por ejemplo, sólo en 2006 se registraron 846 millones de llegadas de turistas internacionales, los ingresos generados por el turismo fueron de 733.000 millones de dólares, y en 2007 se mantuvo un crecimiento sostenido del 5,6 por ciento con respecto al año pasado, según la Organización Mundial del Turismo (OMT). En tanto, para 2020 están previstos 1.600 millones de arribos de turistas en el mundo, y en la última Conferencia Internacional sobre Cambio Climático y Turismo realizada en Davos se comprometió al sector a "responder con rapidez al cambio climático, en el marco que están creando las Naciones Unidas para que pueda crecer en forma sostenible".

Enmarcada en el crecimiento mundial de la actividad y con estimaciones muy favorables para los próximos años, la Argentina recibió a casi 2 millones de turistas que llegaron a Ezeiza en lo que va del año, lo que representa un incremento del 15 por ciento en relación a 2006, según informó la Secretaría de Turismo de la Nación.

En este informe sobre el futuro del turismo se proporcionan referencias y datos acerca de las diversas modalidades y corrientes que cobran protagonismo: de las rutas temáticas a las celebraciones; del turismo gay al de salud; de los circuitos de golf y pesca a los cruceros (que sumarán barcos, itinerarios y actividades para seguir atrayendo a pasajeros de todas las edades). Y por supuesto, el papel vital del turismo sustentable.

Ante la creciente segmentación de la actividad turística y las marcadas preferencias de los viajeros, el estudio sobre Tendencias en Viajes de Placer de American Express Travel, realizado en octubre último entre turistas argentinos, destacó que "la edad, el estado civil y el estilo de vida de las personas son factores que determinan qué vacaciones prefieren a la hora de definir y planificar un viaje de placer. Y no sólo tiene relación con los destinos, sino con el tipo de viaje, la duración y hasta la compañía ideal". Algo que la industria tiene cada vez más presente.

Viajeros atentos a su mundo
Surgido en la década pasada como respuesta necesaria ante el impacto ambiental que causa el creciente tránsito de viajeros, y ya enmarcado por flamantes normativas y sellos de certificación, el turismo sustentable (también llamado sostenible y responsable) es, sin dudas, el gran tema del tercer milenio. Alicia Gemelli, coordinadora del Programa de Turismo Sustentable de la Secretaría de Ambiente y Turismo Sustentable de la Nación cita la primera definición de esta modalidad, elaborada en 1991 en el 41 Congreso de la Asociación Internacional de Expertos Científicos en Turismo: "el turismo sostenible es aquel que mantiene el equilibrio entre los intereses sociales, económicos y ecológicos". La OMT, en el 2000 añadió que "el turismo sustentable atiende las necesidades de los viajeros actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro". Poco a poco se comenzó a trabajar en la relación entre turismo y sustentabilidad en diversos encuentros internacionales (Cumbre de la Tierra, en Río de Janeiro, en 1992; Conferencia Euromediterránea, en Francia, 1993; Carta Mundial de Lanzarote, redactada en 1995, etc) y hoy -cambio climático mediante- el turismo responsable es asunto prioritario en la agenda de todos los gobiernos. La tendencia indica que el turismo, en los próximos diez años, crecerá vertiginosamente, en especial en los países en vías de desarrollo. La OMT prevé que en el 2020 habrá 1.500 millones de arribos internacionales, es decir, el doble del nivel actual. A esta cifra hay que sumarle el turismo interno de cada país.

Para minimizar el impacto de este crecimiento, la Argentina elaboró un Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable (PFETS) con miras al 2016, con el objetivo de construir una "Argentina 2016 equilibrada, integrada y socialmente justa". Presentado por el Consejo Federal de Turismo, el Consejo Federal de Inversiones, la Cámara Argentina de Turismo, la Administración de Parques Nacionales y la SECTUR, el PFETS cuenta con un presupuesto anual para cumplir objetivos ambientales, socioculturales, de calidad y socioeconómicos. En el resto del mundo, se multiplican las iniciativas públicas y privadas en pos de desarrollar un turismo que no comprometa las necesidades de las generaciones futuras, especialmente a partir de la reciente Declaración de Davos, que "insta a todo el sector turístico a actuar con rapidez ante al cambio climático, que es uno de los mayores retos que se plantean al desarrollo sostenible y a los objetivos de desarrollo del milenio en el siglo XXI". Brasil, por ejemplo, para el 2008 se propone servir de ejemplo de sustentabilidad y de turismo limpio, a través de una política general de hotelería eficiente y sustentable.

De aquí en más, en todo el mundo aumentarán las certificaciones de destinos y hoteles sustentables (como la Green Globe 21), los rankings de lugares sustentables y la conciencia ambiental de los turistas.

Rutas Tematicas
Las rutas temáticas, entendidas como proyectos interculturales, fueron lanzadas mundialmente por la UNESCO en el marco del Decenio Mundial para el Desarollo Cultural (1988-1997). Entre las primeras figuraron la Ruta de la Seda (en Asia Central) y la Ruta del Esclavo (en Africa). Su surgimiento fue motivado por una demanda turística real, producto del acceso a mayores niveles educativos y de haber alcanzado una cierta experiencia en viajes. En la Dirección Nacional de Desarrollo Turístico de la SECTUR dan una definición de esta tipología de viaje: "se considera ruta turística al itinerario que une varios centros turísticos o que enlaza e integra diversos recursos y atractivos siguiendo un motivo en particular, a fin de facilitar servicios en una zona y aprovechar una serie de recursos, de manera que la demanda pueda permanecer más tiempo en una región en conjunto". Las rutas potencian el desarrollo de los territorrios que atraviesan, por lo que cada vez hay más en el mundo.

En América latina, el futuro próximo plantea una optimización de las incipientes rutas, como la Ruta de Café, en Colombia; la del Tequila, en Jalisco, México y la del Che, en Bolivia, además del surgimiento de nuevos itinerarios. Entre las diversas rutas argentinas, hay tres con proyección internacional: el Camino del Gaucho (que de Buenos Aires sigue a Uruguay y Brasil); el Qapaq Ñan o Camino del Inca (de 23 mil km, desde el NOA hasta Ecuador) y los Caminos Guaraníes, un proyecto nuevo que impulsan Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia para unir dos culturas superpuestas: el camino real misionero y el de los guaraníes. Entre los próximos desafíos figura la puesta en marcha de la Ruta de la Yerba Mate (desde Yapeyú hasta Iguazú) y la continuación de la Ruta boliviana del Che por las 12 provincias argentinas que Ernesto Guevara recorrió en bicicleta en los años 50. Además, en la agenda del Ministerio de Turismo de Río Negro y del INTA, se incluye el desarrollo del programa de rutas alimentarias "Saborea Río Negro", que nació hace dos años para crear itinerarios de Carne ovina, de Manzanas y Peras, y de Vino, entre otros. A partir de 2008, en estas rutas se optimizarán la señalización, la información al visitante y la capacitación de los emprendedores que las integran. Otros proyectos nuevos que se consolidarán son La Ruta de los Dinosaurios en Cuyo; las rutas del Vino, de las Manzanas y de los Dinosaurios en Neuquén y el Camino de las Estancias, en Córdoba.

Calidad Turística
Carta de presentación y guiño de confianza a los turistas, cada vez más sectores y empresas turísticas entienden que la calidad es una indispensable herramienta de crecimiento. Los viajeros -mochileros, ejecutivos o ABC1- son cada vez más exigentes, selectivos y globalizados. La calidad no es sinónimo de servicio 5 estrellas ni asientos First Class; debe entenderse, en cambio, como la satisfacción adecuada de las expectativas que tiene un turista respecto del servicio contratado. Hoteles, agencias, empresas de transporte y hasta balnearios suscriben algún tipo de norma como la ISO 9001 que certifique que sus servicios -incluyendo gestión ambiental, seguridad y salud del trabajo- respetan ciertos estándares.

"Es una necesidad concreta para competir. Los sistemas de gestión de la calidad no sólo atraen clientes, sino que sustentan en el largo plazo, a las organizaciones", dice José Luis Miño, especialista en Análisis Organizacional y en Gestión de la Calidad, y ejemplifica con el desarrollo turístico de países como España, Francia, Australia, República Checa o EE.UU., a los que considera modelos a imitar ya que usan el concepto de turismo sustentable para planificar políticas de calidad integral orientadas a la excelencia.

Como tema de interés para los sectores público y privado, las políticas de estado proyectadas más allá del gobierno de turno son esenciales. "Es imposible sostener un turismo a largo plazo sin una adecuada infraestructura cultural y educativa, de transporte, de seguridad, de previsibilidad del marco legal, o de provisión de energía", señala Miño. Argentina está en un momento de transición: "La falta de planes estratégicos claros en aspectos que competen al Estado se siente. La falta de cultura del servicio en los actores también. Conviven excelentes propuestas y sectores con carencias concretas, como el transporte aéreo, que está colapsado", señala.

Más allá de suponer un buen argumento marketinero, la calidad no es un punto de llegada. El futuro implica buscar una mejora continua.

Identidad, rituales y tradición
Los últimos años muestran un incremento en el flujo de turistas que viajan a otras ciudades, pueblos de la Argentina y del mundo motivados no sólo por la búsqueda de un paisaje geográfico diferente, sino también por el deseo de participar activamente de un festejo o celebración popular. Hay quienes van tras los carnavales -sea el del NOA, el de Oruro en Bolivia, el de Río de Janeiro, el de Gualeguaychú o el de Venecia- y quienes se muestran fascinados ante una multitud que peregrina para agradecer a la Virgen o ante un pueblo que agradece, sin estridencias, a la Pachamama. Hay quienes viajan a España para ser parte de San Fermín en Pamplona o de la Tomatina en Buñol, y quienes se detienen en Siena, Italia para no perderse el Palio. Desde el Oktoberfest alemán o el Halloween estadounidense hasta la Vendimia mendocina o la Noche Más Larga de Ushuaia, estos viajes a las fiestas son parte del turismo cultural, con identidad. En la mayoría de los casos son, además, una importante usina generadora de ingresos.

"La fiesta te permite ver algo que no tenés en tu lugar, encontrar la diferencia", dice la antropóloga Mónica Lacarrieu, investigadora del Conicet. Explica que el futuro del turismo está en la generación de una "atmósfera" en los destinos. La construcción de este clima se relaciona con lo inmaterial, como las fiestas, los rituales, las comidas. para los próximos años se prevé "un turismo más ligado a lo cultural, pero no con el tradicional recorrido de museos, sino a la integración de cuestiones como los festejos populares o la gastronomía".

Turismo Gay
Se trasladan por el globo sin reparar en gastos, ya que forman parte del grupo denominado DINK -doble ingreso sin hijos, por sus siglas en inglés-, por lo que las empresas del sector turístico apuntan a tenerlos entre sus clientes. Tienen un buen nivel de ingresos, consumen sin restricciones y al momento de contratar un servicio buscan la excelencia.

Según datos difundidos por la Internacional Gay & Lesbian Travel Association (IGLTA), las ciudades europeas preferidas por la comunidad homosexual mundial son París, Berlín y Barcelona, aunque Amsterdam y Viena están trazando, desde hace un tiempo, sus respectivas estrategias para tentar con sus encantos a este segmento.

En tanto, para quienes deseen conocer América latina, la IGLTA recomienda especialmente Argentina, México, Costa Rica y Brasil. Actualmente, la "Reina del Plata" es catalogada como la "capital gay de Sudamérica", aseguran desde la asociación, desplazando de su trono a Río de Janeiro. Otro país latino que figura entre los recomendados es Cuba, ya que en la isla hay playas específicas para homosexuales y gran cantidad de fiestas privadas exclusivas para este segmento.

Y para aquellos que siempre desearon vivir una boda de película, los parques temáticos de Estados Unidos Disneyland, en California, y Disneyworld, en Florida, ofrecen también esta posibilidad a gays y lesbianas. En cualquiera de estos parques es posible realizar la ceremonia tan ansiada y con toda la pompa de un cuento de hadas.

Debido a la aprobación de la Ley de Unión Civil, que reconoce los derechos de las parejas del mismo sexo, entre otras cosas, el 2002 se convirtió en un año crucial en la consagración de Buenos Aires como meca del turismo homosexual en América latina. También aportó lo propio la devaluación de la moneda local, volviendo a este destino un sitio mucho más atractivo para los extranjeros.

"El pasajero gay es, en general, de un nivel sociocultural alto, amante de la tecnología de punta y de la vida en las grandes ciudades. Son personas que buscan diferentes capitales cosmopolitas y Buenos Aires, por la gran cantidad de bares, restaurantes, discos y oferta destinada a este público específico, se torna el sitio ideal", explica Marín Ventura, responsable de Marketing de Axel Hotels, el primer hotel boutique exclusivamente gay de la Argentina.

Por ello, entre los barrios preferidos por la comunidad para pasear, hospedarse o salir de compras se destacan San Telmo, Recoleta y Palermo Viejo. "La gente viene a vivir la experiencia gay a Buenos Aires, que funciona como puerta de entrada al país. Después viajan como cualquier tipo de turista a destinos como El Calafate, Iguazú, Mendoza y Salta, que figuran entre los más solicitados".

Mente y cuerpo sanos
La tendencia del turismo salud está creciendo al mismo ritmo que el estrés de la vida urbana. Cada vez más viajeros se deciden a combinar vacaciones con terapias de relax y salud. Para buscar la calma ya no sólo basta con paisajes de ensueño, ahora también están los centros termales, las terapias alternativas y las filosofias orientales.

Jasmin A. Garraway, directora de Turismo Sostenible de la Asociación de Estados del Caribe, escribió hace poco en el Caribbean News: "Se estima que para el 2011 el turismo de salud contribuirá en un billón de dólares anuales al PIB de la India, y en el caso de Tailandia y Singapur, el pronóstico es que para el 2012 la industria genere entre 2 y 3 billones de dólares". Por otra parte, diferentes especialistas del sector turístico afirman que el negocio del turismo salud crece a nivel mundial entre el 20% y el 30% anual, y apuntan que un viajero que opta por esta modalidad gasta US$ 362 diarios, el doble de un turista convencional.

El turismo salud tiene una larga tradición en Europa, donde hay ciudades famosas en este ámbito, como las termales Baden Baden, en Alemania, y Spa, en Bélgica. En las últimas décadas, los países del Mediterráneo (Francia, Italia, Grecia, España y los del norte de Africa), son los que más avances han hecho en este aspecto, desarrollando métodos como la talasoterapia, que utiliza los diferentes recursos marinos (aguas, algas, lodos y clima) aplicados con fines terapéuticos. Además de aprovecharlo en sus propias costas lo han exportado al mundo como una de las más importantes tendencias del sector.

Por su parte, India y los países del Sudeste asiático, que poseen milenarias tradiciones vinculadas a los tratamientos medicinales alternativos, y EE.UU. constituyen otros de los grandes polos del turismo salud en el mundo.

El boom en la Argentina
Según Willie Carballo, director de la representación para Latinoamérica de Clinique La Prairie, en "Argentina el fenómeno tiene un atraso lógico, pero desde 2001 las inversiones hoteleras en spas surgieron a borbotones y hoy tienen un altísimo nivel". Así crecieron infinidad de proyectos como el de Rosario de la Frontera, en Salta, o el de Termas de Reyes, en Salvador de Jujuy. También Cacheuta, en las afueras de Mendoza, que combina las aguas termales con tratamientos como la vinoterapia, o Copahue, que ya es un referente a nivel mundial.

Estos sitios se suman a la tradicional oferta termal de Entre Ríos, la más antigua de Río Hondo y la más cercana, pero no por eso menos tradicional, Posada de los Pájaros en Tandil, pionera en el turismo salud.

Un síntoma de este fenómeno es que hoy en día casi todos los nuevos hoteles incluyen un proyecto de spa y los tradicionales se reformulan para tenerlo.

E-tickets, Internet, autoservicio y un futuro que promete viajes virtuales
El fin último siempre será mejorar la experiencia del viaje... y ahorrar costos, claro. En los aeropuertos europeos ya hay máquinas para que los pasajeros hagan el check in para un vuelo, los boletos aéreos impresos están a punto de ser historia gracias a los e-tickets, las reservas de pasajes o noches de hotel vía Internet crecen año a año. En el hotel Hilton de Buenos Aires, por ejemplo, adelantan que entre 2008 y 2009 se podrá hacer el check in en forma automática, a través de una máquina. Los avances tecnológicos revolucionan cada rubro del turismo.

"Quienes más avanzaron fueron las agencias de viajes online, por su desarrollo del modelo de negocios basado en Internet y la posibilidad de integrar diferentes servicios y productos", señala Gonzalo Rossi, de Amadeus, empresa de soluciones tecnológicas para la industria del turismo, y agrega que la tecnología de la información y de la comunicación ha permitido la existencia de un consumidor más educado.

"La página web es una herramienta más para la comercialización. A diferencia de la venta directa, nos permite llegar a cualquier parte del mundo, facilitándole al usuario la compra. Sabemos que 6 de cada 10 clientes visitaron nuestra web", dicen en la agencia ATI.

Internet se lleva gran parte de los laureles. Según Jorge Gobbi, docente universitario y autor del Blog de Viajes, Internet "permite eliminar costos de intermediación, crear plataformas de colaboración entre usuarios sobre temas relacionados con viajes, que las empresas vendan sus pasajes de manera directa, la posibilidad de hacer rentables nichos turísticos acotados. No veo para los próximos años cambios revolucionarios; sí veremos la consolidación de tendencias ya presentes en el mercado turístico".

Un estudio realizado hace unos meses por Amadeus y la consultora Henley Centre HeadlightVision marca la necesidad de humanizar la tecnología y que la misma permita viajes más simples, intuitivos y personalizados. Los escenarios contemplados incluyen "paseos virtuales" que los viajeros podrán realizar antes de salir de casa para familiarizarse, por ejemplo, con el aeropuerto.

Por otro lado, "se espera que en los años venideros las soluciones estén en dispositivos de dimensiones más pequeñas como celulares o laptops", dice Rossi. Coincide en esto con Gobbi: "El crecimiento de los dispositivos portátiles de acceso a Internet permitirán organizar detalles en pleno viaje, al poder acceder a más información en la ruta".

Es cierto que las innovaciones tecnológicas agilizan procesos, pero no hacen magia: "Personalmente espero que la tecnología elimine la pérdida de equipaje y reduzca las demoras de vuelos", dice Catherine Mayer de SITA, proveedor mundial de tecnología para la industria aérea. Para ella el autoservicio -darle el control al pasajero- es la herramienta tecnológica con mayor influencia en el turismo.

Viajes corporativos
Al calor de los negocios cada vez más globalizados, los viajes corporativos aparecen como un sector en constante crecimiento. La Argentina no escapa a esta tendencia. En este último tiempo, las empresas dejaron de considerar a estos viajes como un gasto, para entenderlos como una inversión. "El 58% del importe de boletos aéreos que se emiten en el país corresponde a estos viajes. Hace diez años, no llegaban al 50%", ejemplifica Norberto Gunsberg, Pte. del Foro Argentino de Consultores de Viajes Empresariales. El crecimiento está limitado, en parte, por una falta de desarrollo aéreo. Para el futuro, Gunsberg desea mayor frecuencia de vuelos. "No creo que se dé en 2008. En cabotaje, las tarifas están retrasadas y nadie invierte en mercados no rentables". Las tendencias que se avizoran son, para el mundo, algo que ya se practica en Europa: el trabajo ligado a la responsabilidad social empresaria. Para Argentina, agencias más especializadas en corporativos.

Deporte y viajes, una unión feliz
La combinación de viajes con deportes es una tendencias en alza. Además de los deportes de aventura, el golf y la pesca son productos cuya demanda crece día a día. Según un informe de la ETC-European Travel Commission llamado "Las tendencias del turismo hasta el año 2020 y más allá", para este año se prevé que el número de jugadores de golf llegue a los 120 millones, cifra que duplica el volumen actual. El informe ubica a Estados Unidos como líder mundial, seguido por Japón.

Según Willy Palma, de la División Golf de Secon Turismo American Express, Estados Unidos es el destino al que más viajan los argentinos para unir turismo y golf. Los que tienen más tiempo y dinero eligen Europa. Muy pocos se trasladan hacia Sudáfrica, y para escapadas cortas prefirieren Brasil o Carmelo. Irene Barr gerente de Golftime agrega que dentro de Europa, muchas veces por precio e idiomas, se elige España o Portugal. Más allá de que los golfistas más apegados a la tradición en algún momento anhelan la experiencia de jugar en Gran Bretaña. En este escenario, la Argentina ofrece campos de golf para todos los gustos y en todos los escenarios. Irene Barr asegura que quienes vienen a jugar toman el city tour o la visita a un club de tango los lunes, porque los clubes cierran ese día.

La pesca deportiva es otro motor del turismo mundial. En la Argentina hay 40 especies de alto valor pero los extranjeros buscan las truchas del Sur y los dorados del Litoral y del Norte. Se estima que por día de pesca cada turista puede llegar a gastar unos 500 dólares. José Luis Ríos, de Essential Travel, asegura que los extranjeros tienen a la Argentina como un destino de pesca de alto nivel y destaca que también los turistas locales se han inclinado por este deporte. En general, el 70 por ciento de los viajeros que llegan del exterior para pescar, buscan el sur argentino. Esta temporada, se estima que en Bariloche, donde generalmente se pesca con mosca, se venderán más de siete mil permisos.

De mares y de puertos
Todas las compañías de cruceros tienen grandes barcos en construcción, que sumarán a su ya impactante flota. Este indicador habla del crecimiento de esta modalidad turística en los últimos años y de las proyecciones alentadoras para el futuro. Al mismo tiempo, las empresas sostienen que los adultos mayores -a quienes se asociaba hasta no hace mucho con esta forma de viajar- representan sólo un segmento del mercado: "Cambiaron las formas de vacacionar de jóvenes, parejas y familias porque las personas eligen disfrutar más de su tiempo libre y los cruceros les permiten desplazarse por los destinos con todo el confort y de forma más económica que con paquetes terrestres", afirman en Organfur.

Royal Caribbean cuenta con 22 naves, Celebrity Cruises con 8 y Azamara Cruises con 2, pero se están construyendo el Independence of the Seas y el Genesis. Botado en 2009, el último será el barco más grande de la historia para cruceros: pesará 220 mil toneladas y tendrá capacidad para 5.400 pasajeros.

Según las empresas navieras, "cada vez se construyen barcos más grandes, con el objetivo de abaratar costos y ante el crecimiento de la demanda constante a nivel mundial". Por ello, las tendencias marcan la creación de barcos de mayor tamaño, y al mismo tiempo, la intención de desconcentrar los itinerarios clásicos al incorporar nuevas rutas en todo el mundo. En MSC Cruceros afirman que "siempre buscamos nuevas alternativas: tenemos en construcción dos buques de 130 mil toneladas, capacidad para 3.900 cruceristas y sector VIP con bar, solarium y piscina exclusivos y servicio de mayordomo". En el futuro, le prestarán más atención a los itinerarios de los buques desde su etapa de diseño. Es que los buques de mayor capacidad no pueden operar en algunos puertos y tienen dificultades para ofrecer un adecuado espacio al aire libre a todos los huéspedes. "Serán utilizados para itinerarios con poca navegación", señalan. De los 8 buques que tiene MSC (y otros 4 en construcción), 3 viajan por Sudamérica, con 60 mil toneladas y capacidad para 2.100 personas. Entre ellos se destaca el MSC Sinfonia, dedicado al público argentino y con una característica fundamental: todos los cruceristas pueden disfrutar de un espacio al sol al mismo tiempo.

Por su parte, Costa Cruceros tiene proyectos a mediano plazo bien definidos. Con 12 barcos en operación y 5 en construcción, no se dirige hacia el concepto de "gigantismo naval" sino que se concentra en otorgar respuestas de confort, servicios y disfrute superiores a bordo. En los últimos y próximos navíos se han asignado grandes áreas al spa y el bienestar, con un promedio de 2 mil m2, y además, disponen de una creciente cantidad de cabinas con balcón. Con respecto a nuevos itinerarios, Costa ha incorporado Dubai, Mauritius, Seychelles y China de forma permanente.

Clarín - Viajes

sábado, 22 de diciembre de 2007

Turismo rural: Estancias del norte de Santa Cruz

El casco de la estancia María Aike en la inmensidad de la estepa patagónica

Un viaje por el norte de Santa Cruz con hospedaje en antiguas estancias abiertas hoy al turismo. La impactante naturaleza patagónica en un itinerario que incluye Los Antiguos, el Lago Posadas, la Cueva de las Manos, el Parque Nacional Perito Moreno y el Bosque Petrificado. El placer de dormir mirando la estepa infinita por la ventana, literalmente en medio de la nada.

Dormir en una estancia patagónica es algo así como el ideal de un sueño tranquilo, alejado de los estridentes ruidos del mundo urbano. Allí, por lo general, se duerme en un viejo casco de estilo inglés, que se levanta solitario en medio de la llanura esteparia con algunas montañas de fondo.

Una gira por las estancias del inhóspito norte de Santa Cruz es un viaje con aires de travesía que requiere un mínimo de diez días. En el itinerario también se visitan lugares apartados y de increíble belleza como el Monumento Natural Bosques Petrificados y la Cueva de las Manos, o verdaderos secretos naturales como los increíbles paisajes del Camino del Monte Cevallos, rarezas geológicas como el Arco del lago Posadas y el Parque Nacional Perito Moreno.

Desde Comodoro
El mejor punto de partida es la ciudad de Comodoro Rivadavia, en la costa sur de Chubut, donde se puede alquilar un auto para hacer todo el recorrido. El primer destino del viaje es la estancia María Aike, a unos 280 kilómetros de Comodoro por la Ruta Nacional 3. Al casco de la estancia se llega por un camino de tierra que se interna en la estepa. Dedicada a la cría de vacas Hereford, María Aike es del año 1900 y tiene una extensión de 12.000 hectáreas. La segunda actividad de la estancia es el turismo y dispone de catorce plazas con baño privado y compartido.

En la estancia se hacen cabalgatas y paseos en vehículo por la llanura esteparia hasta el cauce seco en verano del río Deseado, donde hay una playa de arena fina como talco. La excursión principal que realizan los huéspedes de María Aike es a la famosa Cueva de las Manos, a donde se llega por un camino alternativo de huellas solitarias que desembocan en unos abruptos miradores naturales con vista al cañadón del río Pinturas.

Con las montañas de fondo, un cóndor planea suavemente en los cielos santacruceños

Rumbo a Los Antiguos
Desde María Aike, siguiendo por la Ruta 43 hacia el oeste, se pasa por la localidad de Perito Moreno para seguir viaje a la ciudad de Los Antiguos, junto al hermoso lago Buenos Aires, casi en el límite con Chile. En Los Antiguos se puede hacer noche en algún hotel o en la cercana estancia La Serena, para seguir viaje hacia el sur –en paralelo a Los Andes–, por el deslumbrante Camino del Monte Zeballos, una ruta de ripio que ofrece algunos de los paisajes más espectaculares de toda la Patagonia. Es aconsejable no hacer este trayecto en días de lluvia a menos que se cuente con un vehículo apropiado.

El Camino del Monte Zeballos (ruta provincial 41) conviene hacerlo sin apuro para hacer una parada en el sitio donde hay unas geoformas muy extrañas llamadas diques basálticos. Se ven desde la ruta y parecen cuchillas de piedra trepando por las laderas de la montaña. El destino final es el pueblo de Hipólito Yrigoyen –a 170 kilómetros de Los Antiguos–, donde se puede dormir en la antigua Posada del Posadas o seguir 38 kilómetros más hasta la estancia Suyai.

El atractivo principal de Hipólito Yrigoyen son sus lagos Posadas y Pueyrredón, separados por un angosto istmo por donde pasa un camino que lleva hasta la estancia Suyai, a orillas del lago Pueyrredón. El origen de la estancia se remonta a la década del veinte, cuando pertenecía a la firma Casa Folch, dueña de un barco que traía lana desde Chile, navegando por el lago argentino-chileno. La estancia, que ocupaba unas 2500 hectáreas, tenía una pulpería y un almacén de ramos generales, cuyo largo mostrador de madera y estanterías hasta el techo se han conservado hasta hoy.

La estancia Suyai estuvo abandonada hasta 1996, año en que se vendió y fue abierta al turismo. Actualmente tiene dos confortables cabañas y tres dormitorios más con baño privado. Además hay un camping con baños, agua caliente y luz eléctrica, y un refugio para ocho personas. Los viajeros suelen quedarse hasta una semana y se dedican a pescar, salir en cuatriciclo, a caballo o a pie, o simplemente a descansar.

Un alto en el trekking a la Cueva de las Manos para admirar el cañadón del río Pinturas

Hacia la Cueva de las Manos
Desde Hipólito Yrigoyen, la gira continúa por la ruta provincial 39 hasta un poblado muy pequeño llamado Bajo Caracoles, donde se toma la ruta 40 hacia el norte hasta la estancia Telken o la estancia Cueva de las Manos (ex Los Toldos).

En la estancia Cueva de las Manos se organizan dos excursiones a dos de los sitios arqueológicos más antiguos y significativos del país: La Cueva de la Manos y el Alero Charcamata. Para llegar a la famosa cueva, se hace un trekking que atraviesa el cañadón del río Pinturas, con un nivel de exigencia medio, justificado por la imponencia de los paisajes.

La otra alternativa que sirve de base para visitar la cueva declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es la estancia Telken, ubicada a 25 kilómetros al sur de la localidad de Perito Moreno, por la ruta 40. Esta estancia es de 1915, año en que se estableció en el lugar Juan Campbell Clack, un neocelandés que se dedicó a criar ovejas. Telken ocupa 21.000 hectáreas y unas seis mil ovejas, 40 vacas y un centenar de caballos. Y al igual que en la mayoría de las estancias, sólo dos personas, un capataz y un peón, trabajan fijos todo el año. A veces se contrata a un mensual –que es en verdad un jornalero–, y en la época de la esquila llega una “comparsa” de una docena de esquiladores que cortan y enfardan unos 20.000 kilos de lana en menos de una semana.

Telken tiene seis habitaciones con baño privado y también un pequeño camping con baño y duchas de agua caliente. Por lo general los visitantes se quedan dos noches, visitando la Cueva de las Manos y una laguna dentro de la estancia con centenares de aves: flamencos, cisnes de cuello negro y coscoroba, cauquenes, patos cuchara, barcino y zambullidor, y el poco común macá tobiano.

Desde la estancia Cueva de las Manos se alcanza a distinguir la entrada a la famosa Cueva

El Parque Nacional Perito Moreno
A esta altura de la gira del viaje por el norte de Santa Cruz, los paisajes ya han deslumbrado tanto que el viajero supone que ya no queda mucho por descubrir. Sin embargo, al llegar al Parque Nacional Perito Moreno –no confundirlo con el Parque Nacional Los Glaciares, donde está el famoso glaciar Perito Moreno–, todos se preguntan por qué este parque no es más conocido. Y la única explicación es su lejanía y aislamiento.

En el parque, la naturaleza patagónica sorprende una vez más no sólo por su belleza sino también porque presenta un perfil diferente a cualquier otro, con paisajes montañosos sin bosques en plena cordillera de los Andes. Desde la zona de Cueva de las Manos se llega desandando el mismo camino por la ruta 40 hacia el sur –previo paso por Bajo Caracoles–, para tomar la ruta provincial 37 hacia el oeste.

Hay dos posibilidades de alojamiento en la zona del Parque Nacional Perito Moreno: la estancia Menelik y La Oriental. Menelik fue creada por un inmigrante alemán en 1920 llamado Juan Brodner. Con la crisis del campo en la década del ’90, la estancia permaneció cerrada varios años, hasta que en 1988 la adquirió una sociedad anónima que la reabrió para el turismo con mucho confort. Una singularidad de esta estancia es que tiene dos refugios bastante económicos, con cinco cuartos de entre seis y diez plazas y varios baños. Muy apartada de los refugios está la casa de huéspedes con habitaciones dobles con baño privado y un living con gran ventanal frente a la estepa vacía.

Por lo general los huéspedes se quedan dos noches. Algunos visitan el parque nacional en dos jornadas y también realizan alguna cabalgata o caminata dentro de la estancia, que limita con el parque. La estadía también permite conocer actividades propias del quehacer rural como el amanse de potros, la esquila de las ovejas o el carneo de una vaca. Todos los viajeros llegan con auto, ya que no hay prestadores que ofrezcan excursiones al parque. Existe sí un micro llamado Overland Patagonia, que une Bariloche con El Calafate y visita el parque haciendo noche en Menelik (ver datos útiles). La estancia abre desde el 1º de octubre hasta fines de abril y ofrece venta de combustible.

La otra alternativa para visitar el Parque Nacional Perito Moreno es la estancia La Oriental, con un perfil mucho más rústico. Los originales dueños fueron unos uruguayos que se instalaron en la zona entre 1915 y 1918. La Oriental tiene unas 21 mil hectáreas, de las cuales seis mil están dentro del parque. En esa área protegida, la estancia no puede criar ganado; sólo debe ofrecer servicios para el turismo.

En el trayecto hacia la estancia La Oriental, suelen verse manadas de ñandúes corriendo despavoridos, tropillas de decenas de guanacos y hasta algunas escurridizas mulitas. El tiempo promedio de alojamiento es de dos o tres noches y se realizan varias excursiones: una de medio día al lago Burmeister, que desemboca en el Atlántico, y otra de igual duración a la Península del Lago Belgrano. Uno de los paseos más deslumbrantes es a Piedra Clavada que se hace en una camioneta 4x4 y con guía de la estancia (150 dólares, hasta cuatro personas). La estancia también tiene un camping con luz eléctrica, baño y duchas con agua caliente y cocina.

Datos útiles
* María Aike
Tel.: 0297-154144202, 0297-156235964
e-mail: estanciamariaaike@yahoo.com.ar
Con transporte público se puede llegar con los micros de Chaltén Travel (que unen Bariloche con El Chaltén todos los días en temporada alta).

* Estancia Cueva de las Manos
Tel. 011-4901-0436 www.cuevadelasmanos.net

*La Oriental
www.laorientalpatagonia.com.ar

* Menelik
011-5371-5582/83
www.cielospatagonicos.com

*Telken
Tel.: 02963-432079
e-mail: telkenpatagonia@yahoo.com.ar
www.estanciasdesanta cruz.com

*Estancia Suyai
Quienes no lleguen en auto propio pueden ir en micro desde Comodoro Rivadavia hasta la localidad de Perito Moreno y luego tomar otro hasta Lago Posadas, donde un vehículo de la estancia los va a buscar
Reservas: 02963-490242 e-mail: info@incro.com.ar

Cómo moverse
La empresa Overland Patagonia ofrece un servicio de combi que une Bariloche con El Calafate y viceversa en 4 días y 3 noches por la ruta 40. En una de esas noches se duerme en el refugio de la estancia Menelik y se visita el Parque Nacional Perito Moreno

Cuándo ir: Las estancias abren al turismo de octubre a abril. Cierran después de Semana Santa.

Centro de Información Turística de Santa Cruz en Buenos Aires
Suipacha 1120. Tel.: 43253098 / 43253102
www.epatagonia.gov.ar

Julián Varsavsky
Pagina 12 - Turismo

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Cruceros: Por los helados mares del Sur

EL BARCO NORUEGO MS NORDNORGE, SEMIOCULTO POR UN ICEBERG, FRENTE A LA BASE BRASILEÑA FERRAZ

Islas Malvinas, Georgias del Sur y Antartida
Alguien comenta, con gracia, en los días previos a la partida: "¿Qué otro destino puede ser más lejano y solitario? ¡La luna!". Cuando se pronuncia la palabra Antártida algo extraño sucede en las personas, despertando las más extravagantes fantasías. La travesía había provocado una reacción inesperada en el entorno: recomendaciones en exceso, pedidos -casi ruegos- de convertir en fotos toda la experiencia y hasta llamados algo inquietantes "de despedida". Por fin llega el gran momento, un martes de primavera a la hora del ocaso. "Uno no hace un viaje; el viaje lo hace a uno". La frase del escritor John Steinbeck encabeza el programa de actividades del primer día a bordo del crucero MS Nordnorge, a modo de acápite o de presagio. Lentamente, el barco noruego se aleja de la costa porteña para dirigirse a un objetivo lejano y ambicioso: alcanzar el continente antártico, haciendo escalas en las islas Malvinas y Georgias del Sur. Es verdad. Suena inalcanzable, inhóspito, inhumano, gélido.Durante dieciocho días, la nave se convierte en el hogar de pasajeros disímiles, quienes -se presume- jamás hubieran iniciado un diálogo en circunstancias más convencionales. Sin esperas después del check-in, cada uno ingresa a su cabina (o camarote) y, de inmediato, se desarma la valija por completo y se llena el placard con la alegre idea de "mudarse" al buque.

El primer amanecer es intenso, al despertar con el oleaje bajo el cuerpo. Será porque el suelo se encuentra siempre en movimiento, o será porque la fuerza de la naturaleza hace trastabillar al más ateo, pero este viaje es para muchos una permanente búsqueda de equilibrio. En el restaurante del cuarto piso (deck 4), los mozos filipinos están pendientes de los 213 pasajeros durante el desayuno, aunque sea buffet. Sonríen siempre y se esmeran por agregar a su inglés neutro alguna frase en el idioma del interlocutor. A veces se sospecha si detrás de esa cordialidad no estarán riendo a carcajadas al observar el esfuerzo de los pasajeros por caminar de costado, zigzagueando entre los platos fríos y calientes, cargando tazas de café.

En este piso también se encuentran la biblioteca, la boutique, el bendito Café Vagar -abierto las 24 horas- y salones de conferencias.

No saber inglés o alemán es un problema. Una pareja española no entiende una palabra del programa diario ni de las indicaciones que continuamente anuncian los altavoces. Como si se tratara de Gran Hermano, el joven apunta al techo con su índice y pregunta: "¿Qué es lo que ha dicho? ¡Vale!".

La mejor vista del barco le pertenece al gran salón del deck 7 ubicado sobre la proa, al lado del bar con piano. Dos mujeres alemanas guardan un silencio de catedral y realizan movimientos mínimos cuando me ven contemplar el mar hipnótico desde un sillón.

No hay una ola igual a otra. Los primeros días transcurren en altamar y se aprenden algunos secretos porque las aguas azules y temperamentales son también un destino a conocer, con idioma propio. La primera escala será West Point Island (isla Remolinos), en la Gran Malvina. Las charlas sobre pingüinos, aves diversas, elefantes marinos y focas leopardo, cambian de tono para "explicar" la Guerra de Malvinas de 1982 bajo el título "It's war!" (en alusión a una vieja tapa de The Sun). Un matrimonio belga pregunta intrigado: "¿Por qué esas islas son tan importantes para los argentinos?". Obviamente, Malvinas es para la mayoría de los pasajeros una escala más antes de llegar al continente blanco.

La tarde transcurre apacible y soleada. La mujer de Las Vegas teje una manta verde. El señor escocés lee un best-seller junto a la bandera noruega que flamea en la popa. La pareja de periodistas mexicanos toma su tequila con chiles, unos ajíes picantes que llevan en la mochila por si les da "abstinencia de picor". La dama sueca pinta acuarelas en la terraza del deck 7. Una argentina toma mate. Y el catalán solitario recorre todos los pisos, incansable desde el alba, obsesionado por absorber cada paisaje. Como la inglesa de los prismáticos, firme en la proa.

En la cuarta mañana aparecen las islas Malvinas en la ventana de la cabina 601. En botes Polar Circkle con capacidad para ocho personas se llega a West Point luego de uniformarse como un expedicionario del siglo XXI con salvavidas, botas de lluvia y pantalones impermeables. Se camina cuesta arriba hasta Devil's Nose, donde convive una colonia de pingüinos rockhopper con albatros entre la niebla y el viento helado. Ken conduce una Land Rover con volante a la derecha. El galés visita la isla de flores amarillas y cuatro habitantes desde hace 15 años. Residen en una casa de madera blanca, junto a un mástil con la bandera británica.

Miles de cruceristas visitan cada año la casa de los Napier -cuyos familiares llegaron en 1879-, que invitan con té y budines. Una tradición que empezó en 1968, cuando arribó el primer crucero. La única condición: dejar las botas embarradas en la puerta.

Los últimos minutos permiten recorrer la playa de arena clara, donde tres aves de rapiña negras irradian espanto desde un barco semienterrado y derruido.

Después del almuerzo ("estuve en Malvinas", la mente repite incesante y aturdida), se navega rumbo al sur de la Gran Malvina, hasta New Island (isla de Goicoechea). Conversador, el inglés Tony Chater vive en las islas desde 1972, donde vende fotos y postales.

Escucha por la radio la final del Mundial de Rugby entre Inglaterra y Sudáfrica y elogia a Los Pumas. Un lugar insólito para enterarse que se ubicaron en el tercer puesto. Tony y Kim tienen dos hijos y otra casa en Puerto Argentino. La población se completa con Georgina, que es argentina y vive aquí con su padre y su novio. Son siete personas y cientos de pingüinos rockhopper.

Aunque intensa, la primera jornada malvinense termina con un signo de interrogación que no respondieron los pequeños seres de ojos rojos y penachos amarillos. Pero la jornada en Puerto Argentino (Stanley), en la Isla Soledad, resulta devastadora, insuficiente, perdurable. En ese orden.

LOS PASAJEROS RECORREN LA ISLA REY JORGE, EN SHETLANDS DEL SUR

En Puerto Argentino
El barco llega a las 7.30 de un domingo gris. Reconocible por el recuerdo de dolorosas fotografías con soldados, la costera Ross Road es la calle adecuada para conocer la ciudad. Abundan las construcciones típicamente inglesas, y las casas de madera con techos de colores. Las Villas Jubilee, de 1887 y paredes con ladrillos de barro son la excepción. A pocos metros y junto a la Catedral se levanta el curioso Arco de Barba de Ballena, huesos de mandíbulas de ballenas que conmemoran el centenario de la posesión británica de las islas en 1933.

En la costa se encuentra Victory Green: cuatro cañones sólo disparan en ceremonias como el cumpleaños de la Reina. A un costado, se exhibe el mástil de madera de la antigua nave SS Gran Bretaña. Precisamente, la Bahía de Stanley es uno de los mayores cementerios de barcos del siglo XIX. Como el Yelung, que arribó averiado en 1870 y quedó en la orilla abandonado. Sobre las colinas de enfrente se destacan cuatro nombres formados con piedras blancas. Pertenecen a barcos patrulleros de la Marina Real: Barracuda, Beagle, Protector y Endurance.

Los cruceristas visitan las iglesias (católica y anglicana), el Correo en el edificio Townhall (con cabinas teléfonicas y buzón colorados) y el viejo astillero. Hasta llegar al Monumento a la Liberación. Sí, el 14 de junio es feriado y se recuerda a "los británicos que perdieron sus vidas en la liberación de las Falklands de las fuerzas argentinas, que invadieron las islas en 1982". En Malvinas siempre definen a la guerra con dos términos: invasión y liberación.

Nikki pertenece a la séptima generación de ingleses en Malvinas. Durante la guerra se mudó a la estancia de sus primos de Long Island, y recuerda a los soldados argentinos: "Se veían muy jóvenes e inocentes". Todavía se escribe con Pedro Miguel.

El Museo es uno de los sitios más impactantes, con cartas y armas de soldados argentinos, un despacho de DYN sobre la rendición de Menéndez, recortes de diarios ingleses y la reconstrucción de un pozo de zorro. Cesa la lluvia y se abre un arcoiris sobre los giftshops y los pubs Globe y Victory. En el interior, uno se pregunta si no estará en Londres.

Hacia el Continente Blanco
Un martes, cuando se visita el puente de mando y el capitán Arnvid Hansen habla de los radares, comienza a nevar con furia. Los pasajeros salen a cubierta a sacar fotos de la tormenta. La tarde regala la aparición del primer iceberg en el horizonte. En la pizarra donde se van tildando las especies que se han visto hasta el momento, se cuelga un anuncio eufórico sobre el acontecimiento, con latitud y longitud incluidas.

En Georgias del Sur todo es desmesurado. Bahía Fortuna es la primera escala, con montañas salpicadas de nieve, desfiles de esbeltos pingüinos rey y elefantes marinos durmiendo como rocas. Pero todas las expectativas serán superadas en Grytviken al día siguiente.

Cada día la tripulación propone y la Antártida dispone. Por eso, en lugar de bajar a una base polaca, se visita la Base Ferraz en la isla Rey Jorge. A paladas se cava en el hielo un túnel escalonado para despejar el acceso. Como corresponde a una base brasileña, hay música y los hombres ofrecen café en remera y ojotas. Al enterarse de la presencia de seis argentinos llaman al "Maradona brasileño". Paulo saluda con su parecido lejano, la doctora vende souvenirs y los pasajeros envían postales. Se trata de una costumbre vigente en la Antártida gracias al cotizado sello postal del confín del mundo. Algunos se escriben a sí mismos para confirmar que pisaron suelo antártico.

Luego de conocer a los pingüinos de barbijo en la isla Medialuna, el sol anaranjado se hunde en el mar a las 21.30. Noticias de otro mundo dicen que Cristina ganó las elecciones presidenciales. El día 14 comienza con rocas de hielo golpeando contra la base del bote que conduce a la isla Danco. Hay apenas una hora para subir a un cerro habitado por pingüinos papúa. La experiencia de acostarse apartada en la nieve es interrumpida por otro espectáculo superlativo: cientos de pingüinos nadan hacia la costa a toda velocidad, saltan en el aire y comienza una marcha de película. La visita a la isla se prolonga gracias a esta manifestación, que cruza el surco hecho en la nieve por los humanos y obliga a esperar a que pase el último pingüino. Se vuelve al barco con el alma expandida. El desembarco en Neko Harbour marca un hito. Por primera vez se pisa el continente antártico –no una isla–, al mismo tiempo que aparece la bandera argentina sobre un refugio cerrado.

Entre icebergs azules y turquesas, los altavoces anuncian el avistaje de una ballena minke. Los mexicanos invitan con champagne y el rockero sueco vende sus discos. Es la última noche en el barco para cuatro británicos que se quedarán hasta marzo en la Base Port Lockroy. Después de una exitosa venta de souvenirs, se instalan en cabañas de madera oscura, austeras y cálidas. El capitán amaga con transitar el magnífico Canal Lemaire, entre altas montañas que aprietan el paso. Aunque vuelve por la cantidad de hielo y retoma el Estrecho Gerlache, ha sido uno de los días más gratificantes. Ahora el mar parece un lago, sin altibajos.

Pero la Antártida aún depara otra sorpresa en su larga noche de despedida, cuando enormes placas de hielo cubren por completo la superficie marina. El desembarco en la isla Decepción tiene sabor a final, pero feliz. Aunque la marea no deja que afloren aguas termales en la playa volcánica, diez pasajeros se bañan en el mar antártico sin el habitual chapuzón caliente. Por fortuna, también es inusual la calma del temido Pasaje Drake, lo más peligroso del viaje. Al otro día, cuando el avión alcanza la altura crucero –vaya paradoja–, el sol ilumina gruesas nubes onduladas y me permite volver a la Antártida. mejor, traerla conmigo.

La sensibilidad antártica
Visité la Antártida unas 25 veces, un lugar que empecé a descubrir a través de las lecturas de los expedicionarios. Es un continente donde no encuentro diferencias de banderas ni de culturas, todos mis amigos son iguales aquí. El medio es mucho más fuerte que las personas y los problemas son discutidos de forma más transparente. Me gusta mucho revivir esta experiencia, y encuentro ciertas analogías con mi querida Para Ti, en Brasil, preservada por una casualidad geográfica porque sus bahías dificultan la apertura de carreteras. De cierta forma, con la Antártida acontece lo mismo: hay aislamiento y dificultades en el medio. No vengo por la majestuosidad ni la belleza, sino por la sensibilidad antártica. Y creo que la gente vuelve porque, además de haber más información, todo cambia. Un viaje en octubre es completamente distinto a uno en diciembre. En lo personal, luego de cruzar el Atlántico a remo y de recorrer la Antártida en velero y vivir cien días en mi nave encallada, sigo proyectando embarcaciones. Voy a bajar a la Antártida todas las veces que pueda.

Diana Pazos
Clarín - Turismo